Vida Cotidiana

Papa Francisco

No cabe duda que el Papa Francisco mueve multitudes, que la iglesia católica sigue siendo muy fuerte en todo el territorio nacional, tanto que a los fieles poco les interesó estar parados muchas horas antes de que Su Santidad pasara frente a ellos, para que solamente lo alcanzaran, los que pudieron, verlo de dos a tres segundos frente a ellos.

Otros, también permanecieron de pie y solamente se conformaron con ver de lejos a este hombre, que no cabe duda que tiene mucho cariño por los niños, por los indígenas y por los más vulnerables.

Pero también hay algunos que a pesar de ser católicos, también son detractores de lo que está pasando, ya que hablan de los gastos que se tuvieron que hacer en esta visita papal. Hablan de la tecnología que se llevó a cabo para transmitir momento a momento el recorrido del Pontífice.

Pero todo indica que de ahí no pasa, ya que el Papa Francisco ha demostrado el porqué ocupa el máximo cargo de la iglesia católica. Este hombre de 79 años, ha hecho que millones de mexicanos lo sigan, unos en sus recorridos y otros por televisión.

Ha logrado, lo mismo en la Ciudad de México, que en el Estado de México, Chiapas y Michoacán, que los lugares destinados para celebrar misas estén abarrotados. Ha conseguido que mexicanos de todo el territorio viajen a verlo, a escuchar sus palabras y también con sus acciones, se ha ganado el cariño del pueblo de México. Muchos recuerdan a Juan Pablo II, un hombre que visitó en varias ocasiones el territorio nacional, un Papa que supo conquistar el corazón de los mexicanos, por lo que tiene un lugar especial en nuestro país.

Pero todo indica que Su Santidad Francisco, se ha sabido ganar a la gente, al pueblo y lo ha logrado no solamente con sus acciones, sino también con sus sencillas palabras, las cuales han calado hondo.

Claro que en esta visita también están esos católicos de abolengo, esos de traje y corbata, quienes acompañan al Pontífice solamente para tomarse la fotografía, para darse golpes de pecho delante de las cámaras.

Esos son los de la clase política, a quienes solamente les interesan los reflectores y es que han aparecido en escena, tanto gente del tricolor como del blanquiazul, los cuales quisieran que el Papa Francisco les borrara sus pecados.

En fin, mientras que los fieles católicos acuden con fe, devoción y respeto hacia Su Santidad, los de traje y corbata, lo hacen para salir en los medios, a pesar de saber que por dentro no sienten nada y que su vida con el Papa Francisco y sin él, seguirá siendo la misma.

En fin, todavía faltan horas para que el Pontífice termine su gira por México y después vendrá el análisis final. 


walter.juarez@milenio.com