Vida Cotidiana

Nuevo horario

Para algunos, la noticia del cambio de horario del Santos Laguna es buena, pero para otros, simplemente no ayudará en nada a mejorar las entradas. Todo indica que el club lagunero tomó una determinación muy a la ligera, la de cambiar los juegos a los domingos a las seis de la tarde, luego de que se estuvieran realizando los viernes a las 21:30 horas.

Durante mucho tiempo se dijo que el jugar los viernes o los sábados beneficiaría a la industria hotelera, lo mismo que a la restaurantera, ya que muchas personas de fuera, llegarían a Torreón para disfrutar de un partido del Santos Laguna, además aprovecharían el fin de semana para conocer la ciudad o la región.

También se mencionó sobre la importancia de jugar de noche, ya que al término de los partidos, los aficionados saldrían con hambre y terminarían su velada en los restaurantes.

Pero no solamente es la comida, ya que por las noches la afición que acudía al estadio se podía echar sus cheves, lo mismo que quienes veían los juegos en casa, por lo que al jugar en domingo, lo pensarán dos veces, ya que el lunes tienen que presentarse a trabajar. Al salir del partido, difícilmente acudirán a algún restaurante, ya que hay que llegar a casa, preparar todo para el día siguiente y lo principal, dormirse temprano para llevar a los niños a la escuela.

En el viejo Estadio Corona, los albiverdes jugaban a las 4 de la tarde, con el calor en su apogeo y la gente salía del estadio a las seis de la tarde, por lo que todavía quedaba tiempo para hacer hasta las compras, ir a los centros comerciales y terminar con una buena cena.

Ahora, la decisión tomada por la directiva de Santos Laguna, buscando la aceptación de los aficionados, habrá de tener alguna repercusión, ya que los domingos son familiares, se acostumbra a salir de paseo, a comer a algún buen restaurante, por lo que esas familias difícilmente harán un doble gasto.

En fin, en esta decisión estamos seguros que mucho tuvo que ver la televisora que transmite los partidos, ya que los viernes ya hay juegos en Morelia y Tijuana, los sábados por la noche jugarán el América y el Guadalajara, no quedándoles más remedio que el domingo a las seis de la tarde.

Solo hay que darle tiempo al tiempo y si funciona, que bueno, pero si no, hay que dar marcha atrás, ya que es de sabios reconocer cuando se cometen equivocaciones. Lo que sigue es apoyar al Santos Laguna, sin importar el horario.


 walter.juarez@milenio.com