Vida Cotidiana

Muestra sus cartas

La dirigencia estatal del tricolor ya mostró sus cartas rumbo a las elecciones federales, por lo que se dice que el partido en algunos sectores está jugando a ganar y en otros a perder.

El PRI colocó a sus precandidatos a las diputaciones federales a su antojo, dejando fuera a quienes realmente le podían dar triunfos. En el Distrito I, que corresponde a Piedras Negras, va Fernando Purón, exalcalde de esa ciudad, mientras que por el II, se registró Ricardo Aguirre, un perfecto desconocido, quien todo indica que tiene asegurada su derrota.

En Monclova va María Guadalupe Murguía por el Distrito III y se dice que esta precandidata tiene como gracia ser esposa de un exalcalde, pero no tiene arraigo y mucho menos arrastre, por lo que aquí también el PRI jugó a perder. Los distrito IV y V, van para la coalición Todos por México, conformada por el Partido Verde y Nueva Alianza.  En el Distrito VI va un viejo conocido, Miguel Mery, quien jugará a la segura, ya que lleva como suplente a Raúl Onofre, exalcalde de Matamoros y Fernando “El Diablito” de las Fuentes, va por el VII, con cabecera en Saltillo.

En lo que se refiere a las senadurías, van Verónica Martínez y Jericó Abramo. Mientras que la  gente del tricolor muestra sus cartas, la de Acción Nacional se frota las manos, ya que sabe que tienen todo para ganar, para volverle a dar una tunda al PRI y ahora arrebatarles las diputaciones federales.

Pero en estas elecciones habrá un tercero en discordia, habrá un efecto que los afectará, principalmente a la gente del blanquiazul, ya que estará Morena con López Obrador y llevará muchos votos a su partido.

La gente del PAN siempre busca los votos duros, pero ahora, muchos de esos sufragios se irán hacia la gente de “El Peje”, lo cual habrá de debilitar al blanquiazul. Los priístas es a lo que le apuestan, a que López Obrador divida los votos y ellos con su estructura se puedan llevar los triunfos.

Por el lado de Durango, sucederá lo mismo con el efecto López Obrador y el PRI con sus candidatos, puede asegurar victorias en sus distritos. Mientras que en Coahuila juegan a perder, en Durango los priístas van por los triunfos.


walter.juarez@milenio.com