Vida Cotidiana

Metrobús

Parece que ahora sí va en serio el proyecto del Metrobús, aquel del que tanto hablara el alcalde de Torreón Miguel Angel Riquelme, el cual serviría para unir la zona metropolitana. Claro que en una primera etapa será solamente para dar servicio entre Torreón y Matamoros, por lo cual Lerdo y Gómez Palacio habrán de esperar mejores tiempos.

El convenio de colaboración financiera fue firmado por autoridades federales, estatales y municipales,  el cual tendrá una inversión de mil 400 millones de pesos. Entre los que dieron el aval a este proyecto del Metrobús está el gobernador Rubén Moreira, Luis García, delegado de Banobras, Héctor Franco, delegado de la SCT y los alcaldes Miguel Riquelme, de Torreón, así como Raúl Onofre de Matamoros.

Todo se escucha muy bonito, será un medio de transporte que en un principio unirá a ambas ciudades de Coahuila, además, se espera que el Metrobús ayude a evitar el tráfico sobre el bulevar Revolución y de servicio a miles de laguneros diariamente.

Pero no todo es color de rosa, ya que de algo estamos seguros, de que los famosos “contras”, esos que a todo dicen que no, empezarán a aparecer, empezarán a criticar este proyecto y dirán que son muchos millones de pesos los que se invertirán, cuando el municipio tiene muchas carencias, como los baches, el desabasto de agua, los colectores caídos y además, carece de una infraestructura vial.

Pero no solamente son los “contras”, también están los del pulpo camionero, quienes ya visualizan al Metrobús como una seria competencia, el cual les habrá de quitar rutas, los sacará del bulevar Revolución y dejarán de ganar mucho dinero.

Lo mismo sucederá con los dueños de los camiones de transporte de Matamoros, quienes con este proyecto del Metrobús, su mina de oro se les acabará y es que el viajar de una ciudad a otra no es nada económico, ni mucho menos cómodo.

Pero en fin, el primer paso ya está dado, Torreón va creciendo, primero con su Plaza Mayor, después con el teleférico y ahora con el Metrobús, todo con el apoyo del gobernador Rubén Moreira, quien parece que lo que más desea es apoyar al alcalde Miguel Riquelme con grandes obras, para llegado el momento y con un poco de “suerte”, sea el candidato a la gubernatura.

Por eso digo, no cabe duda que el interés tiene pies. Ahora hay que esperar las reacciones de los contras y de los del pulpo camionero, quienes de inmediato brincarán y no precisamente de gusto.


walter.juarez@milenio.com