Vida Cotidiana

Mal pensados

Cientos de maestros en la región lagunera se encuentran preocupados, molestos, encanijados y con ganas de seguir con sus paros, manifestaciones, con sus bloqueos y todo lo que se les ocurra, ya que al cobrar su primer quincena de enero, resulta que les rebajaron mucho de su salario por el Impuesto Sobre la Renta, culpando de ello a la Reforma Hacendaria y al mismo Enrique Peña Nieto, Presidente de México. Al platicar con dos maestros, el sentir de ellos es que están sucediendo dos cosas, que la Reforma Hacendaria habrá de afectarlos seriamente y la otra, que puede ser una reacción del gobierno federal como para decirles quién es el que manda en el país, luego de que muchos mentores continúen con su postura contra la Reforma Educativa.

Eso piensan estos dos profesores, quienes comentaron que continuarán con sus manifestaciones para exigir que les reintegren el dinero que les están rebajando de su nómina quincenal y para ello habrán de seguir realizando bloqueos, como los que han venido efectuando afuera de las oficinas de las Recaudaciones de Rentas en San Pedro de las Colonias, Madero y Matamoros, o bien, como la toma de la caseta ubicada en La Cuchilla, en la carretera Torreón-Saltillo, en donde dejaron pasar a los automovilistas sin que pagaran la cuota.

En esa manifestación, los más de mil 500 maestros de San Pedro, Francisco I. Madero y Matamoros, mostraron con pancartas su enojo en contra del Impuesto Sobre la Renta y hablaron de lo que los está afectando la Reforma Hacendaria. Lo malo, es que mientras los maestros siguen en su postura, los que siempre pierden son los niños, ya que dejan de recibir clases, lo cual parece no importarle a las autoridades ni a los profesores, solamente a los padres de familia, quienes ven como sus pequeños dejan de aprender y temen que a sus hijos les suceda lo que en estados como Oaxaca, Guerrero o Michoacán, en donde pasan los meses y las aulas lucen vacías y no reciben clases, ya que sus maestros se la pasan en marchas o bien, en la Ciudad de México.

En los municipios de San Pedro, Madero y Matamoros, los niños llevan cuatro días sin clases y la pregunta es hasta cuándo habrán de regresar esos miles de profesores a los salones para realizar su trabajo, ya que de los impuestos que el gobierno les quita, los que menos culpa tienen son sus alumnos. Ahora, solamente falta que de la noche a la mañana se unan los maestros de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, para convertir la región en un caos y dejar a los niños sin clases. Los profesores ya empezaron y ahora, lo difícil será detenerlos, claro, si es que no les regresan su dinero.

walter.juarez@milenio.com