Vida Cotidiana

Maestros

La reforma educativa que ha querido implantar la Secretaría de Educación Pública, ha empezado a cobrar víctimas, luego de que en el estado de Oaxaca, se enfrentaran policías federales y miles de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Los informes indican que al menos hay seis personas sin vida, entre las cuales se encuentra un periodista, además fueron 108 las que resultaron heridas. Comentaba hace ya varios meses, que el día en que los mentores quisieran, podrían tomar las calles de todo el país, al estar en contra de las medidas adoptadas por la Secretaría de Educación, la cual por un momento pensó que ya se tenía mucho camino ganado, luego de importantes detenciones de líderes del magisterio. Si algo tienen los profes, es que son muy unidos, a quienes no les importa que los niños pierdan clases, que pierdan los semestres, ya que para ellos lo principal es velar por sus intereses.

En los momentos en que las fuerzas federales intentaban desalojar a los maestros que realizaban un bloqueo en la carretera que converge al poblado Asunción de Nochixtlán, se presume que grupos no identificados aprovecharon la confusión, los gases lacrimógenes que inundaban el lugar y empezaron a realizar disparos, provocando los decesos para luego perderse entre la multitud. Los del CNTE ya tenían una semana bloqueando carreteras, por lo cual se enviaron a los policías federales para quitar a los profes, quienes protestaban por la reforma educativa promulgada en 2013, además para exigir la liberación de sus dos líderes detenidos, Rubén Núñez, Secretario General de la Sección 22 y Francisco Villalobos, de la misma organización.

Todo indica que no solamente fueron los bloqueos, los disparos, ya que personas “embozadas” aprovecharon la situación para realizar saqueos a comercios, además de dedicarse a bloquear los principales accesos que conectan a Oaxaca con otras regiones, además, estos manifestantes le prendieron fuego a vehículos del transporte público. No cabe la menor duda que esto no va a terminar aquí, ya que se están uniendo a los maestros muchos alumnos de diferentes instituciones, así como familias y además, en otras entidades están anunciando manifestaciones de apoyo, ya que están en contra de la represión que sufren los mentores en Oaxaca.

Ahora, es otra mancha al tigre en el sexenio de Enrique Peña Nieto, quien todavía no puede solucionar lo de los 43 de Ayotzinapa, cuando se le viene el problema del no a la reforma educativa. 


walter.juarez@milenio.com