Vida Cotidiana

Con MFB todo cambia

Con la llegada de Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia nacional del PRI, el panorama para los que quieren contender por las gubernaturas de Coahuila y Durango cambia, en algunos para bien, pero en otros para mal.

Vemos que por el lado de Coahuila ya había varios apuntados, quienes ahora tendrán que esperar tiempos mejores, como el sampetrino Javier Guerrero, Hilda Flores Escalera, Enrique Martínez Morales y algunos otros.

A los que les puede ir bien con la llegada de Fabio Beltrones es al lagunero Miguel Riquelme, así como a Alejandro Gutiérrez, un hombre que desde hace muchos años ha presumido la amistad con el nuevo líder del tricolor.

En Durango, se dice que Esteban Villegas, alcalde de la capital duranguense, no tiene mucha amistad, por no decir nada, con Manlio Fabio, pero tiene n As bajo la manga llamado Jorge Herrera, el gobernador, quien ha platicado largo y tendido con el ya casi dirigente del Revolucionario Institucional, exponiéndole el panorama en el estado y proponiéndole al presidente municipal como la mejor opción.

Por el otro lado, la senadora Lety Herrera no tenía buenas relaciones con César Camacho, por lo que la llegada de Manlio Fabio, le vino a caer como anillo al dedo, ya que ahora sí tiene más posibilidad de poder ser elegida para ser la candidata del PRI a la gubernatura.

Claro que tanto Lety Herrera como Esteban Villegas ya tienen sus cartas sobre la mesa, pero hay un tercero en discordia, uno que nadaba de “muertito”, que sin hacer mucho ruido, puede ser el próximo candidato del tricolor a la gubernatura y es Ricardo Pacheco, quien tiene una gran amistad de hace varios años con Manlio Fabio Beltrones y será éste el que le pueda dar el espaldarazo, para contender por la silla que dejará vacante Herrera Caldera.

La desventaja de Ricardo Pacheco, es que no tiene presencia en el estado, que es un completo desconocido, además de no contar con bases, de no tener su propia estructura como la tienen Lety Herrera y Esteban Villegas.

En fin, la decisión habrán de tomarla el gobernador Jorge Herrera y Fabio Beltrones, por lo que todavía no hay nada para nadie.

En La Laguna no se confían, ya que del plato a la boca se cae la sopa y pese a que el gobernador Rubén Moreira ya tuvo un acercamiento con el próximo dirigente del PRI, para hablar de su mejor carta, el alcalde de Torreón Miguel Riquelme, Manlio Fabio puede darles una desconocida y tener su propia “gallo”.

Todavía falta tiempo, pero los aspirantes no se confían y siguen haciendo su luchita. 



walter.juarez@milenio.com