Vida Cotidiana

Licencias a menores

Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, presentó una iniciativa en la cual se prohibirá que los menores de edad conduzcan y además, se buscará multar a los padres de familia que lo permitan. Actualmente vemos que muchos jovencitos de 16 años manejan y algunos lo hacen a exceso de velocidad.

Quizá por su misma juventud, apoyados por sus amigos, estos conductores menores de edad se sienten los dueños del asfalto, son imprudentes y piensan que jamás les sucederá nada. Sienten que por traer en muchas ocasiones carros del año, pueden hacer maniobras, realizar arrancones, acelerar a máxima velocidad, sin tomar en cuenta que pueden ocasionar un accidente o atropellar a alguien.

La iniciativa es buena, pero se debe de crear una cultura en los padres de familia, muchos de los cuales sienten que el darles un auto a sus hijos es hacerles un bien, cuando lo que están haciendo es enviarlos al peligro, exponiéndolos a que participen por su inexperiencia, en accidentes viales.

La pregunta es quién autoriza licencias de manejar a los menores, ya que la misma se supone que se debe entregar a personas que hayan cumplido la mayoría de edad, que presenten una copia de su cartilla o bien la tarjeta del Instituto Nacional Electoral.No cabe duda que a nivel nacional, el hecho de que los menores manejen es un problema, ya que están expuestos a cometer faltas al reglamento, a sufrir accidentes y hasta enfrentarse a las autoridades.

Cuántas ocasiones no hemos visto cómo los jovencitos, tras participar en un percance no saben qué hacer, por lo que de inmediato llaman a sus padres. Además, muchos menores que traen sus carritos de modelos atrasados, cometen infracciones o participan en un accidente vial, no cuentan con dinero para responderles a los afectados, por lo que sus padres tienen que vender o empeñar sus artículos de valor, para pagar los daños que su hijito ocasionó.La iniciativa habrá de aprobarse, ya que la envió el gobernador y a los diputados locales no les quedará más remedio que levantar la mano a favor.

La propuesta va dirigida hacia los menores de 16 años y en caso de aprobarse, se espera que la misma entre en vigor en toda la entidad, por lo que quienes habrán de verse beneficiados son los oficiales de Tránsito, ya que verán en los chavos al volante, una mina de oro que habrán rápidamente de explotar. A río revuelto, ganancia de oficiales de Tránsito y Vialidad. 



walter.juarez@milenio.com