Vida Cotidiana

Se fue Jacobo

Quienes ya tenemos una edad considerable, crecimos con las noticias que daba el periodista Jacobo Zabludovsky, las cuales aparecían en el noticiero “24 Horas” y eran el referente de lo que sucedía en todo el país, además daba a conocer los sucesos mundiales más relevantes.

Este hombre de la comunicación, falleció a los 87 años de edad y al conocer la noticia de su deceso, de inmediato mi mente voló a los años 70, en donde detrás del micrófono daba a conocer los sucesos de aquellos años y sus palabras estaban en boca de muchos mexicanos, quienes día con día seguían sus noticieros.

Faltan palabras para describir todo aquel caudal de información que Jacobo daba, era un periodista que contaba con un equipo muy completo de reporteros, siempre al pendiente de ellos para que vía telefónica, le informaran cualquier suceso y si pasaba algo en el momento, de forma inmediata mandaba a los periodistas para que transmitieran la noticia desde el lugar de los hechos.

A Jacobo Zabludovsky se le recuerda con sus grandes audífonos, sus lentes con gruesos cristales y su manera tan peculiar de dar la noticia. Pero también se le recuerda no sólo por dar las noticias, sino porque nunca perdió su sentido de reportero, ya que lo mismo entrevistaba en el estudio a políticos de renombre, a grandes deportistas o artistas, que con micrófono en mano salía a buscar la información para su noticiero.

En 1985 un terremoto devastó parte de la ciudad de México, afectando las oficinas de la televisora para la cual trabajaba, por lo que minutos después del sismo, como buen periodista, ya estaba en la calle reportando lo que en esos momentos estaba sucediendo, describiendo la magnitud de ese fenómeno natural que cobró la vida de miles de mexicanos.

Recuerdo que siendo muy pequeño, una noche todos estábamos pegados al televisor, aquel en blanco y negro, ya que Zabludovsky pasaría la noticia de la llegada a la luna. Narró los momentos en que los astronautas Neil Armstrong y Edwin E. Aldrin pisaron la superficie de lo que llamó satélite natural. Así como esta información, fue incontable la que con el paso de los años dio los millones de mexicanos.

Al terminar su ciclo con la televisora, Jacobo no se fue a su casa a dejar correr el tiempo, ya que de inmediato dio comienzo a un espacio noticioso en una estación de radio, para así continuar desde el año 2000, hasta su fallecimiento.  

Millones lo recuerdan, ya que marcó toda una época en el periodismo de nuestro país y son millones los que extrañarán su forma de informar. En aquellos años lo que decía era noticia y este día la noticia es Jacobo Zabludovsky. 


walter.juarez@milenio.com