Vida Cotidiana

Intereses

No cabe duda que la política está llena de intereses, que en los diferentes partidos hay grupos que los manejan, sin importarles pasar por encima de sus militantes. Se vienen las elecciones a diputados federales, además habrá sufragios para elegir gobernadores y en este momento, ya se están dando con todo.Las acciones que los diferentes partidos políticos están llevando a cabo, realmente son para beneficio de unos cuantos y no de sus organismos, y una prueba de ello fue la designación del ahora expresidente del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero, quien ya es candidato plurinominal a una diputación federal.Pero el interés político del grupo “maderista” no solamente quedó en colocarlo como abanderado de su partido, sino quitar del camino a la gente que realmente no quieren que les haga ruido, como en el caso de la señora Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón, quien fue dejada fuera de la contienda.En el PRI las cosas son similares. En Coahuila esto se observa claramente y hay quienes dicen abiertamente que no es justa la elección de sus abanderados, cuando son ellos los que han picado piedra durante muchos años, para que de pronto lleguen advenedizos como en el caso de José Refugio Sandoval, Flor Rentería o bien Boreque Martínez, a ocupar candidaturas que realmente no les corresponden.Por otra parte, el grupo de panistas encabezado por Guillermo Anaya Llamas, quiere seguir teniendo el control y difícilmente habrá de enviar a Jorge Zermeño a buscar una diputación federal, pero en caso de hacerlo, lo más seguro es que no lo apoyará, para que el exembajador de México en España tope con pared, pierda y así se acabe su carrera política.En el PRD nacional traen muchos problemas y los dirigentes del partido, los llamados “Chuchos”, ya no saben qué hacer para colocar a su gente, luego de la “quemazón” con el Caso Iguala.En el estado de Guerrero habrá elecciones a gobernador y los del PRD ya tenían a un candidato, al senador Armando Ríos Piter, quien a última hora decidió declinar, al no aceptar las condiciones que le marcaban los “Chuchos”, quienes le pedían que se pusiera a las órdenes de Ángel Aguirre, gobernador con licencia y otros detalles más. Así está la política y no cabe duda que todo se basa en intereses. 


walter.juarez@milenio.com