Vida Cotidiana

Gran inversión

Ahora sí que el centro de la ciudad tendrá vida propia, se reactivará completamente, luego de que el alcalde Miguel Riquelme Solís, anunciara la construcción del teleférico que partirá de ese sector, hacia el Cristo de las Noas.

Actualmente se observa ya mucho movimiento en lo que es la calzada Colón, la calle Morelos y algunas más, en donde se han instalado muchos negocios, entre ellos los famosos “food trucks”, restaurantes más en forma, cafeterías y algunos bares para disfrutar de una buena copa.

Pero algo le faltaba, ya que estos negocios no están en el centro de Torreón, por lo que el anunció de Riquelme Solís, sí que habrá de darle un cambio al centro de la ciudad.

Ahora a Torreón se le podrá ver desde otra perspectiva, se le observará en forma diferente y quizá sea algo de lo que le faltaba, para poder empezar a ser considerada una ciudad progresista.

Basta recordar que la ciudad de Durango anteriormente lucía triste, su centro no tenía mucha vida y con los cambios que le hicieron, al modificar sus fachadas, se convirtió en un verdadero centro histórico, pero el detonante para que ese sector de la ciudad tuviera vida, fue el teleférico que ahí se construyó.

Ahora Torreón tendrá la posibilidad de que la vida regrese al centro, de que ahora sí se cumpla el sueño de modificar las fachadas, de respetar los inmuebles emblemáticos, para que el turismo y las mismas familias de la región, puedan visitar este sector de la ciudad.

Miguel Riquelme dijo que se destinarán 150 mdp para la construcción del teleférico, la licitación será en este mismo mes y las obras estarán arrancando el 16 de diciembre próximo.

Pero además, el presidente municipal anunció otras 21 obras para iniciar en lo que es el último bimestre del año, en las cuales se habrán de invertir 540.3 mdp, incluido el costo del teleférico. Si realmente las autoridades municipales cumplen, se podrá ver la modernización del bulevar Revolución, desde el puente Diana Laura, hasta Ciudad Universitaria, así como la introducción de agua potable en 10 colonias del poniente.

Se escucharon muy interesantes las declaraciones de Riquelme Solís, ahora solamente falta que sus funcionarios, principalmente su director de Obras Públicas, Gerardo Berlanga, se pongan realmente a trabajar, ya que no se pueden dar el lujo de fa-llarle a los torreonenses, que durante administraciones habían escuchado solo promesas, que nunca se cumplieron.

Pero saben que tampoco le pueden fallar al alcalde, ya que este es un proyecto con miras a buscar la gubernatura del estado. 


walter.juarez@milenio.com