Vida Cotidiana

Golpes sin propuestas

Mientras que muchas familias que mes con mes esperan los apoyos que los gobiernos, municipales, estatales y federal, los partidos políticos se están peleando, se están tirando hasta con la cubeta. Es triste ver que en temporada electoral no todo es buscar votos, ya que hay familias en extrema pobreza que sobreviven gracias a los programas de los gobiernos.

En el país se están llevando a cabo campañas para diputados federales, así como para congresos estatales y gubernaturas, pero más allá de las mismas, lo que los ciudadanos perciben es pleito de todos contra todos entre los partidos políticos.

Vemos que Andrés Manuel López Obrador, dirigente de Morena, fiel a su costumbre, le tira a todo lo que se le pare enfrente y anteriormente su blanco era solamente el tricolor, pero ahora todo indica que sus enemigos más acérrimos son los del PRD.

Gustavo Madero, líder nacional del blanquiazul, continúa con su campaña para desprestigiar al PRI y sigue sacando sus spots en radio y televisión, en los cuales con malas palabras no solamente ataca al Revolucionario Institucional, ya que ahora se ha lanzado contra el mismo presidente de la República.Los del PRI, le contestan de la misma manera a los panistas y con spots parecidos le dicen a los mexicanos que los de Acción Nacional tienen mucha cola que les pisen.

En fin, son campañas sucias, en las cuales las propuestas brillan por su ausencia.

En La Laguna de Coahuila, la verdad que los candidatos a diputados están dejando correr el tiempo, saben que el visitar los distritos por los cuales pelean, no les garantizará que triunfen en las urnas.

En estos momentos, el candidato que va arriba en las preferencias electorales, ha declinado a participar en debates, mientras que el que va abajo, está ansioso de que los mismos se lleven a cabo y los partidos morralla, esos que solo adornan las boletas, están listos para colarse y solamente así aparecer en las fotografías.

Estas campañas, ni con los ataques de los líderes de los partidos, han logrado que la ciudadanía se interese en las mismas y lo único que han conseguido, es que muchos mexicanos las repudien, ya que con malas palabras no se llega a ningún lado. 


walter.juarez@milenio.com