Vida Cotidiana

Focos rojos

Las elecciones a celebrarse este domingo en el país, no se realizarán con toda tranquilidad, como lo esperaba el Instituto Nacional Electoral (INE), ya que en algunos estados, principalmente en los del sur del territorio nacional, se esperan actos violentos.


De entrada, se puede decir que en el estado de Guerrero los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CNTE) están aprovechando el tema de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, para realizar desmanes.


En Oaxaca, siguen las manifestaciones violentas de los profesores de esa entidad, quienes aseguran que se opondrán a que se lleven a cabo las elecciones. En Michoacán sucede algo parecido, lo mismo que en Chiapas, por lo que todo indica que el proceso será complicado.


Lo que está sucediendo con estos profesores es algo que se esperaba, ya que el mismo gobierno dejó crecer el problema, los gobernadores de los estados en donde se registra la violencia, nunca pudieron controlar a los vándalos con máscara de maestros.


El mismo gobierno sabe que el problema con estos profesores es grave, está afectando la economía de los comerciantes de las diferentes entidades, lo mismo que en la ciudad de México, en donde con sus plantón han provocado pérdidas millonarias y ocasionado que muchos trabajadores sean despedidos.


Pero lo más grave es lo que sucede con los niños, quienes todo el año escolar se la han pasado prácticamente de vacaciones, ya que los maestros no acuden a dar clases, sin importarles que los alumnos se vean afectados. Esto sí que no se debe de perdonar.


Esto que está sucediendo es algo imperdonable, pero lo más triste es que los gobiernos estatales y el federal, no actúan, ya que una cosa es que los maestros se manifiesten libremente, y otra es que lo hagan causando desmanes y afectando a miles de familias.


Mientras el INE se lava las manos y no quiere la intervención del Ejército en el proceso electoral, el gobierno sigue cruzado de brazos, dejando que estos vándalos se apoderen de algunos estados.


Es de llamar la atención el que muchos mexicanos desconozcan el motivo de tanta manifestación, tanto desorden de los profesores, quienes al final, sus causas son muy de ellos, pero entre las patas se están llevando a miles de mexicanos.


walter.juarez@milenio.com