Vida Cotidiana

Falta mucho

La ciudad ha empezado a tomar otra fisonomía, se empiezan a notar los cambios, pero la verdad que somos muy dados a olvidar las cosas, a ver solamente el lado malo. Hubo una persona que me escribió para decirme el porqué siempre se critica lo que se hace en los municipios, porqué se nos olvida lo que se ha hecho en beneficio de los mismos.También me aclaró que faltan muchas cosas por hacer que las anteriores administraciones no realizaron. Me comentó sobre el bulevar Diagonal Reforma, el cual ha sufrido un cambio radical, se pavimentó completamente, se han colocado boyas, separadores entre los carriles, en pocas palabras, hay un cambio notable en esa arteria.Esta persona también me dijo que ya se nos olvidó el cambio en algunos sectores con el nuevo alumbrado público, como también el bacheo constante que se realiza en diferentes zonas de la ciudad.Pero también se le aclaró a este lector, que ese es el trabajo que deben de realizar las autoridades, que cobran salarios muy buenos para cumplir como funcionarios y que hay muchos que prefieren recibir sus nóminas sin llevar a cabo las labores para las cuales se contrataron.También se le dijo al ciudadano que las diferentes administraciones municipales que han pasado por Torreón, sean panistas o priistas, han dejado mucho que desear, y los exalcaldes han preferido disfrutar las mieles de lo que es estar en el despacho de la presidencia, llevársela tranquilamente, que en pensar en realizar obras que beneficien a los torreonenses.Dejaron de preocuparse por el problema del agua, como del alumbrado público, se olvidaron de la seguridad y ahora, se están pagando las consecuencias. Se puede decir que la actual administración está trabajando en resarcir los daños que dejaron los antecesores, lo cual no es nada fácil y además, el costo es de muchos millones.También le aclaré a este hombre que a los torreonenses y a los laguneros en general, les falta vigilar la labor de los funcionarios, exigirles y hacerlos que cumplan, ya que para eso se les paga. Hay organismos no gubernamentales que están realizando esa labor, pero no con la finalidad de lograr que el ayuntamiento cumpla, sino para llevar agua a su molino. De algo estamos seguros, se percibe una ciudad diferente y eso no se puede negar. 


walter.juarez@milenio.com