Vida Cotidiana

Época de regalar

No cabe duda que la época navideña es también un tiempo para regalar y es que en un recorrido por diferentes centros comerciales, malls y por el centro de la ciudad, observamos cómo los laguneros “se despacharon con la cuchara grande” comprando los regalos que anoche se entregaron durante la cena de Noche Buena.
El centro de la ciudad era una verdadera romería, las banquetas eran insuficientes para los compradores que se dieron gusto adquiriendo desde prendas de vestir hasta los juguetes que Santa Clós habría de regalar. En los grandes malls, los estacionamientos resultaron insuficientes, ya que miles y miles los abarrotaron para alcanzar a comprar el regalo deseado. En sus interiores, lo mismo se veía a las familias escogiendo las prendas, entre las que destacaban los suéteres, abrigos, pantalones, sin olvidar los zapatos y hasta bufandas.
Pero en donde había quizás más algarabía, fue en los departamentos de juguetería, en donde a los pequeños parecía que se les salían los ojos de sus órbitas y a los padres de familia también, al ver los elevados costos de los mismos. En los centros comerciales, las amas de casa llevaban a regañadientes a sus maridos, primero, para que se percataran de lo caro que están todos los productos y segundo, para que pagaran lo que habrían de gastarse en la cena navideña.
También observamos muchos jóvenes, algunos comprando regalos y otros preparando todo lo que se habría de consumir durante la noche y no precisamente comida, sino lo que se habría de tomar. Llevaban botellas de whisky, ron, vodka, pero lo que más llevaban eran cervezas, esas que no pueden faltar en cualquier celebración.
El consumismo se vivió con toda su fuerza en los últimos días, algunos que no se prepararon con tiempo en lo que a la compra de regalos se refiere, tuvieron que adquirir lo que se encontraban a su paso, sin pensar en el costo, pero eso sí, dándole vuelo a la tarjeta de crédito.
Es época de regalar, todo se vale, tienen que pasar 12 largos meses para que se viva esta gran fecha en que se celebra el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo. Cabe la pena señalar que todavía hay muchos laguneros que guardan la tradición de rezar los rosarios, de acostar al Niño Dios y de celebrar en familia este gran acontecimiento que nos dejó a Cristo en nuestros corazones.


walter.juarez@milenio.com