Vida Cotidiana

Entran en un receso

Mientras que en el estado de Durango, los aspirantes o precandidatos al gobierno de Durango, entrarán en un receso, en una veda en la que no podrán aparecer en los medios de comunicación hasta después del 3 de abril, en Coahuila, tanto panistas como priístas vuelven a sacar sus armas, ya que el 2016 será crucial para quienes aspiran a contender por la gubernatura, por lo que no quieren dejar pasar el tiempo.

En La Laguna, hay dos que desean gobernar a los coahuilenses, ambos del PRI, uno torreonense, el alcalde Miguel Riquelme Solís, el otro sampetrino, el diputado federal Javier Guerrero García.

En Saltillo, por el mismo partido los que también desean son Armando Luna Canales, legislador federal, así como la senadora Hilda Flores y Enrique Martínez Morales, hijo del exgobernador Enrique Martínez y Martínez.

Todos ellos dejaron pasar los primeros 15 días de enero, antes de empezar de nuevo a trabajar en busca de los votos de la militancia tricolor. Por parte de Acción Nacional, en el ayuntamiento de Saltillo, el alcalde panista Isidro López ya empezó a mover sus piezas, está conformando el equipo que habrá de abrirle paso rumbo a la elección interna de su partido por la candidatura a la gubernatura.

Esto que sucede en Saltillo, está preocupando a la mancuerna Guillermo Anaya, diputado federal y Luis Fernando Salazar, senador, ya que ambos también desean contender, por lo que sienten que el presidente municipal de la capital del estado, se les está adelantando en el camino.

Estos dos personajes del blanquiazul, tienen varios años controlando al partido, por lo que se sienten seguros de que todo seguirá igual, ya que en el momento en que se decidan, ellos tomarán las decisiones y son quienes decidirán la forma en que se elegirá al candidato.

Pero en esta ocasión, ni Memo Anaya ni Luis Fernando Salazar, se habían topado con un hueso duro de roer, como lo es Isidro López, quien ya tiene en sus filas a un gran número de reconocidos panistas, no solamente de Saltillo, sino de Torreón y de todo el estado, por lo que todo parece indicar que en esta ocasión, se quedarán fuera de la jugada.

En cuanto a las alcaldías, en el lado de Durango, por parte del PRI ya está todo decidido, mientras que por el PAN, parece que todavía no hay nada para nadie y en Gómez Palacio, ninguno quiere contender con Leticia Herrera.

En Torreón, se sigue hablando de quienes suplirán en el interinato a Miguel Riquelme, quienes van por la de un año y quiénes contenderán por la de tres, mientras que el PAN, sigue luchando con sus demonios internos. 


walter.juarez@milenio.com