Vida Cotidiana

Doble festejo

Después de conocer los resultados del Distrito VI, hubo dos que celebraron en grande la victoria del PRI-Verde Ecologista o mejor dicho, la derrota de Jorge Zermeño Infante, quien por cierto todavía se resiste y habrá de impugnar el resultado.

De entrada, podemos decir que la gente del Revolucionario Institucional mostró su alegría por el triunfo de su partido, pero más contentos estuvieron sus dirigentes, ya que según algunos, lograron terminar con el mito llamado Jorge Zermeño, quien en las tres contiendas en las cuales había participado, salió victorioso.

El otro o los otros que también festejaron por debajo de la mesa la derrota de su “amigo” Zermeño Infante, fueron los del grupo que encabeza el diputado federal Guillermo Anaya, entre quienes se encuentran el senador Luis Fernando Salazar, el diputado local Jesús de León Tello y el exlegislador Fernando Gutiérrez.Son varios los militantes panistas que se encuentran molestos con este grupo, saben que por culpa de ellos se presentó la derrota del exembajador de México en España, además, saben que ellos con este fracaso de Zermeño Infante, podrían tener el camino libre para seguir manejando al partido.

Pero este grupo, debe de saber que hay militantes que saben cómo se está manejando la política dentro del blanquiazul, que se han dado cuenta la forma en que le jugaron a Jorge Zermeño y el día que ellos les pidan su apoyo, obviamente se los negarán y preferirán dárselo a Isidro López, alcalde de Saltillo, quien fue realmente el que estuvo junto al candidato del Distrito VI.Fueron cuatro mil los votos de diferencia entre el ganador José Refugio Sandoval y el panista Jorge Zermeño Infante, por lo que todo indica que el exembajador, seguirá rascándose con sus propias uñas, peleando por un triunfo que según él le arrebataron.

Claro que enfrente tiene al PRI, partido que habrá de defender el triunfo de “Cuco” Sandoval y conservar la barrida, al ganar los siete distritos disputados.

Se puede decir también que en estas elecciones los que perdieron fueron los militantes de las izquierdas, ya que la llegada de Morena, le vino a abrir un hueco al PRD que ya estaba posicionado en la entidad, por lo cual ambos partidos se dividieron los votos y lo que provocaron fue que tanto el PRI como el PAN se fortalecieran. 


walter.juarez@milenio.com