Vida Cotidiana

Dinero y trabajo

El alcalde electo Miguel Riquelme Solís sabe que a partir del 1 de enero tendrá mucho trabajo, pero también sabe que necesitará de mucho dinero para poder realizar las obras prometidas en sus primeros 100 días de gestión.
En estos momentos, Riquelme Solís ya mandó un claro mensaje a los ciudadanos de Torreón, en el cual da un aviso sobre estímulos fiscales para que acudan a pagar el impuesto predial del 2014 y con ello empiece a ingresar dinero fresco a las arcas municipales.
De entrada, el alcalde electo dijo que lo que más desea es ganarse la confianza de los habitantes de este municipio, que buscará dar un apoyo con las cargas financieras como lo son el pago de impuestos y por ello, indicó que en el mes de enero habrá un subsidio del 100 por ciento en el pago de la cuota por Conservación del Centro Histórico, así como por el pago por Servicios Municipales.
Claro que esto se vería reflejado sólo en los contribuyentes que cumplan en el mes de enero con el pago del predial, el cual también tendrá un descuento del 20 por ciento, pero en el segundo mes todo se reducirá a un 50 por ciento. Sabe Miguel Riquelme que tiene que trabajar mucho para sacar a Torreón adelante, que el Centro Histórico se encuentra en el más completo abandono. También sabe el alcalde electo que en lo que se refiere a alumbrado público, hay calles, sectores y hasta colonias que no cuentan con este servicio y no se diga en lo que a pavimentación.
Riquelme Solís también deberá trabajar fuerte en lo que al problema del agua se refiere, ya que el Simas ha dejado mucho que desear y es demasiada el agua que se desperdicia por el abandono en que se encuentran las tuberías.
En materia de seguridad, nadie más que el mismo presidente municipal electo conoce lo que sucede en Torreón, en donde si bien han bajado los homicidios violentos, los robos a casas o de vehículos, los asaltos a personas y negocios, han aumentado considerablemente.
Además, Riquelme Solís tiene la presión de mejorar el Bosque Urbano, de amueblar el nuevo edificio de la presidencia municipal, de concluir la obra que se lleva a cabo en el lecho del río Nazas, pero lo más importante, buscar atraer empresas nacionales o extranjeras para generar empleos. No cabe duda que el alcalde electo no la tiene nada fácil.



walter.juarez@milenio.com