Vida Cotidiana

Difícil ser niño

Hace un año todavía, los niños sufrían mucho, ya que en las escuelas tenían que estar atentos no solamente a lo que les enseñaban sus maestros, sino a lo que sucedía afuera de las instituciones educativas, ya que el temor de que se presentara alguna balacera cerca de las mismas, era más que fundado y por lo cual una bala perdida podría provocar una desgracia.Llegó un momento en que en las escuelas se realizaron protocolos de seguridad, se llegaron a realizar simulacros en los cuales los pequeños tenían que tirarse al piso para evitar ser víctimas de algún disparo realizado tanto por delincuentes como por elementos policiacos.No cabe duda que en esos momentos era difícil ser niño, ya que en los hogares, los menores no podían a salir a las calles a jugar con sus amiguitos, por lo que se la pasaban viendo la televisión o con los videojuegos.Pero no es solamente la violencia lo que hace difícil en estos tiempos la vida de los niños, ya que vemos que muchos matrimonios tienen que trabajar para poder llevar una vida más placentera o bien, para poder subsistir, sin pensar en que los pequeños pueden tener muchas cosas, menos esa libertad que les da la edad.Muchos niños esperan con ansias la llegada de las vacaciones escolares, sienten que se liberan de la responsabilidad de levantarse temprano para ir a la escuela, mientras que durante todo el día pueden jugar, ver televisión, salir con sus amigos y pasársela bien.Muchos menores lo logran, pero muchos padres de familia que tienen que trabajar, saben que a sus hijos no les pueden dar esa oportunidad, por lo que los envían para que tomen los llamados cursos de verano, por lo que tienen que levantarse temprano y ser llevados, muchos a regañadientes y otros con gusto.Hace muchos años, el ser niño en época de vacaciones era algo que se disfrutaba, no se necesitaban los cursos de verano, se aprendía en la calle, en la vida diaria y cuando alguien se caía, sufría algún raspón, no sucedía nada. Ahora, muchos pequeños tienen que vivir diferente en estos tiempos difíciles.No tengo la menor duda que en estos tiempos es difícil ser niño y muchos pequeños no saben realmente lo que sucede en sus hogares, por lo que aceptan el tener que acudir a clases, de lo que sea, cuando deberían de disfrutar sus vacaciones. 


walter.juarez@milenio.com