Vida Cotidiana

Diferencia

Mientras que en el sur del país, desde el Distrito Federal hacia Guerrero, Oaxaca, Michoacán y demás entidades, se celebra el día de Reyes con regalos para los pequeños, en los estados del norte algunos se acuerdan de Melchor, Gaspar y Baltazar con sus obsequios para los niños, ya que los principales juguetes los entregó Santa Clós.

En la región lagunera, el Día de Reyes si se celebra en grande con las tradicionales roscas, las cuales varían de tamaños, precios y algunas están ya muy decoradas, prácticamente convirtiéndolas en deliciosos pasteles.

Las panaderías prácticamente hacen su agosto en pleno mes de enero, algunas no se dan abasto para surtir a sus clientes, mientras que los grandes centros comerciales, las venden con gran facilidad, ya que saben que nadie quiere dejar pasar esta fecha tan especial, la cual prácticamente cierra la temporada navideña, esperando solamente el 2 de febrero para levantar al Niño Jesús.

Hay algunas pastelerías que se dan el lujo de mostrar sus roscas de reyes para paladares exigentes, ya que están rellenas, adornadas con diferentes frutas. No cabe duda que el dinero corrió a manos llenas en esta temporada que está por finalizar, ya que para la fiestas de Navidad, los gastos fueron excesivos, la gente abarrotó zapaterías, tiendas de ropa, perfumerías y no se diga las jugueterías, ya que querían tener los mejores juguetes para los niños, ante la llegada de Santa Clós.

Pero también se gastó mucho dinero en las cenas, ya que los precios de la carne, pollos, pavos, piernas de cerdo y demás, fueron aumentados ante la complacencia de las autoridades. También lo que fueron los complementos, llámese pastas, verduras, frutas y algunos otros ingredientes más, tenían precios muy altos.

Para la llegada del Año Nuevo, sucedió lo mismo, con la ventaja que muchas personas prefirieron salir a algún antro, pagar su cover y quitarse el gasto que representaba la cena. En fin, se acabó el año, aparecieron los Santos Reyes y ahora, todos al trabajo, los niños a la escuela y a sufrir la terrible cuesta de enero.

En estos días hay que pagar el predial, iniciar con las colegiaturas y por si fuera poco, en Coahuila los derechos vehiculares, los cuales incluyen nuevas placas, los cuales se tendrán que pagar obligatoriamente a fuerza.

Pero quienes más habrán de sufrir son los que primeramente se endeudaron con el Buen Fin y ahora en las fiestas navideñas, utilizando sus tarjetas de crédito, en las cuales tendrán que empezar a abonar durante sus largas 18 mensualidades.

Fue un buen cierre de año, con el 2015 llegó la tranquilidad y ahora en el 2016, se espera que la economía en La Laguna vuelva a repuntar.


walter.juarez@milenio.com