Vida Cotidiana

Desbandada

En Durango el que no las trae todas consigo es Luis Enrique Benítez, dirigente estatal del PRI, quien desde que tomó posesión del cargo, ha sido duramente criticado, ya que sus posturas han provocado divisionismo al interior del partido.

Enrique Benítez es una persona muy cercana al exgobernador Ismael Hernández Deras, actual dirigente nacional de la Confederación Nacional Campesina, por lo que se dice que está apoyando a gente ligada al exmandatario. Hay preocupación entre la clase priísta duranguense, ya que el hecho de que varios de sus militantes con muchos años dentro del tricolor abandonen al partido, es un síntoma de que las cosas no van bien. Primero fue Héctor Vela Valenzuela, una persona que en el sexenio pasado se la pasó enderezándole el barco al exgobernador Jorge Herrera, después fue Otniel García Navarro y ahora el último, Juan Avalos, quien trabajara en el sexenio pasado en Turismo y fuera el presidente del PRI en Gómez Palacio.

Claro que estos políticos no se pueden hacer las víctimas, ya que durante el tiempo que estuvieron en las filas del PRI les fue muy bien, no se pueden quejar, por lo que ahora que pidieron una diputación o una senaduría y no se las dieron, hicieron su berrinche en lo que ha sido un plan con maña, ya que ambos ya habían coqueteado con la gente de Morena para cambiar de bando.

A final de cuentas, hay un grave problema al interior del PRI y no es por la desbandada, ya que Luis Enrique Benítez trae su propio juego, sus propios intereses y eso es lo que la gente del tricolor no acepta. Pero en fin, mientras que el dirigente del PRI se desgarra las vestiduras, los que dejaron al partido pueden quedarse al final como el perro de las dos tortas, ya que saben que Morena está aceptando a todo mundo en sus filas, pero también saben que son pocas las curules que se juegan en Durango, por lo que a la gente de López Obrador no le alcanzarán para cumplir todas las promesas.

En este juego político no cabe duda que López Obrador sigue la máxima de divide y vencerás y lo está logrando, por lo que todo indica que ahora sí “El Peje” logrará su sueño, el de gobernar a los mexicanos. 


walter.juarez@milenio.com