Vida Cotidiana

Desapercibidas

Mientras que en Coahuila y Durango las precampañas para elegir a los candidatos a diputados federales están por llegar a su final y han pasado desapercibidas, en estados como Guerrero o Nuevo León, ya decidieron quiénes serán los contendientes a la gubernatura.El final de las precampañas termina este 18 de febrero y después habrá un descanso de 48 días, en el cual los candidatos estarán “guardados” preparando sus discursos, velando sus armas y armando lo que serán sus campañas.En Coahuila y Durango, se puede decir que solamente se ha escuchado hablar del PRI, ya que el PAN ha traído su juego interno y en ambas entidades todo parece indicar que esperarán hasta el último momento para definir a sus abanderados.Los del PRD esperan que sus dirigentes “Los Chuchos”, les den línea y puedan sacar la lista de quiénes habrán de contender el próximo 7 de junio. Quienes andan preocupados son los del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, ya que su dirigente Andrés Manuel López Obrador llegó a la región, calentó los ánimos entre su poca militancia y ahora resulta que son varios los que deseaban contender, pero ante la falta de dinero para financiar sus campañas, han preferido retirarse y esperar mejores tiempos.En San Pedro de las Colonias, fueron varios los que platicaron con “El Peje”, quien les dijo que le entraran, que él los apoyaba para que buscaran una candidatura a diputado federal. Pero muchos de los aspirantes, son gente de campo, que quiere hacer algo por su municipio, pero como el distrito es muy amplio, no quisieron entrarle, ya que saben que tendrían que gastar mucho en sus giras.En el estado de Nuevo León, se puede decir que perdió la precandidata favorita del PAN, Margarita Arellanes, quien regresará a terminar su gestión como presidenta municipal, mientras que el ganador fue el exalcalde Felipe de Jesús Cantú.En el conflictivo estado de Guerrero, los perredistas también ya tiene candidato a la gubernatura y la responsabilidad recayó en Beatriz Mojica, extitular de la Secretaría de Desarrollo Social, quien sabe que después del caso Ayotzinapa, el ambiente electoral no es nada bueno y menos para su partido. No cabe duda que estas precampañas han pasado desapercibidas y por lo cual no se duda que las campañas o las mismas elecciones el 7 junio, resulten desairadas. 


walter.juarez@milenio.com