Vida Cotidiana

Denuncian a inspectores

No cabe duda que esa Dirección de Transporte del municipio de Torreón, desde que inició la administración nomás no ha dado una. Su director, Marco Mora Varela, se ha mostrado falto de carácter y no hace nada por evitar que en la ciudad circulen muchos camiones que son chatarras, que den mal servicio, que sus choferes se porten en forma grosera con los pasajeros, además, tampoco se preocupa por evitar que circulen a exceso de velocidad.


En lo que se refiere a los taxistas, estos hacen lo que quieren, ya que muchos de estos choferes no respetan el reglamento vial. Mora Varela, en alguna ocasión comentó que le falta personal, lo cual puede ser o no cierto, pero los usuarios no tienen la culpa de esta problemática en Transportes, ya que él debe de exigir al alcalde que le de herramientas para realizar su trabajo, ya que lo único que hace es dejar pasar el tiempo, cobrando puntualmente y la verdad si no puede, pues que renuncie. De por sí son pocos los inspectores que tiene la Dirección de Transporte y dos ellos se encuentran bajo un proceso por actos de corrupción, lo cual lleva a pensar que algo no está funcionando en ese departamento, que la gente que ahí trabaja prefiere pedir algo más, en lugar de cumplir con su labor. Todo indica que este problema en lugar de disminuir, va en aumento, ya que hay señalamientos en contra otros empleados. Por su parte, Javier Lechuga Jiménez, Contralor Municipal, dijo que están trabajando en estos problemas, cuando esto lo debieron hacer ya hace dos años, cuando vieron que el titular de Transporte, no pudo con el paquete de meter en cintura a los transportistas. Ahora, las denuncias de los choferes contra los inspectores van en aumento, pero en defensa de estos últimos, pero vale la pena señalar que quienes manejan camiones o taxis del servicio público, también son buenos para inventar. Es por eso que se debe de investigar y si son culpables los inspectores, despedirlos, pero también buscar por qué el titular no puede exigirles que trabajen bien. No cabe duda que si la cabeza anda mal, no puede dar resultados, nadie la toma en cuenta, entonces lo demás simplemente no funciona.


walter.juarez@milenio.com