Vida Cotidiana

Cumplió y se va

Tal y como se esperaba, Miguel Riquelme Solís, alcalde de Torreón, presentó su tercer informe de gobierno y al final del mismo, dijo enfáticamente que quiere ser gobernador de Coahuila, por lo que pidió al pleno de cabildo, que le otorgue una licencia por tiempo indefinido, para buscar en una contienda interna de su partido el PRI, la candidatura a la gubernatura.

Al inicio de la gestión de Miguel Riquelme, el municipio estaba convertido en un caos, su antecesor Eduardo Olmos no se preocupó por dotar de servicios básicos a las colonias, como tampoco se interesó en programas sociales, en realizar obras de infraestructura, así como solucionar los problemas de fugas de aguas negras. Pero a lo más grave que se enfrentó Riquelme Solís, fue a la inseguridad, ya que hace tres años la ciudad estaba convertida en un campo de guerra, los grupos antagónicos se paseaban como “Juan por su casa”, sin que las diferentes policías hicieran algo para evitarlo.

Esta situación cambió, Torreón vive otros momentos y para lograrlo, el alcalde tuvo que entrarle al toro por los cuernos, claro, con el apoyo del gobierno estatal y federal. Algo que también la gente le reconoce es que transformó al municipio con varias obras, como la de La Jabonera, en el sector poniente.

Además, se encuentra la línea verde, el centro cultural La Jabonera, la perforación de pozos, así como el Paseo Morelos y en estos momentos se está construyendo el teleférico. Claro que su talón de Aquiles son los baches, esos que gracias a las lluvias atípicas aparecieron por todos lados, mismos que a la fecha no han podido ser tapados.

Otro problema que deja a su sucesor, es el de las fugas de aguas negras, las cuales se han convertido en un foco de infección que afecta la salud y además, también esas mismas aguas son sitios propicios para que los mosquitos trasmisores aniden. En fin, termina una época en Torreón y ahora Riquelme Solís sabe que no hay vuelta atrás, que tendrá que enfrentarse primero a sus compañeros de partido y luego a la gente de Acción Nacional, si quiere ser gobernador. De aquí en adelante será una lucha de La Laguna contra Saltillo. 


walter.juarez@milenio.com