Vida Cotidiana

Crecimiento

Sin hacer mucho ruido, en Gómez Palacio se empieza a notar otro ambiente, ha empezado a dejar de ser esa ciudad que vivía bajo el cobijo de Torreón, era un municipio que parecía estancado.Pero ahora, sin hacer mucho ruido, Gómez Palacio ha sufrido una transformación, principalmente en el centro de la ciudad, así como en sus principales avenidas o en colonias en donde en antaño lo único que resaltaban eran algunas misceláneas.No, ahora es diferente, en el bulevar Miguel Alemán se pueden observar restaurantes, comercios, plazas, tiendas de conveniencia, cafeterías y centros comerciales. Hay colonias en las cuales no había vida, sus habitantes llegaban y se encerraban en sus casas.Gómez Palacio ya es otro y todo indica que este municipio que durante mucho tiempo sufrió los embates de la violencia extrema, empieza a ver la luz al final del camino, claro, con sus prietitos en el arroz, como lo es la falta de policías municipales.Pero esa luz que ven al final del camino los gomezpalatinos se llama inversión o crecimiento, ya que el grupo inmobiliario Altozano, originario de Morelia, Michoacán, ya anunció junto con el gobernador de Durango, Jorge Herrera, la inversión de 100 millones de dólares en lo que será una primera etapa para el desarrollo del Centro Urbano “Las Huertas”.Se planea construir viviendas de clase media y alta, además un complejo comercial, deportivo y en el mismo Centro Urbano, estará instalado el campus universitario.El proyecto tendrá una inversión final de 400 millones de dólares aproximadamente, lo que habla de que los inversionistas confían en Gómez Palacio para invertir y además, esto es un indicativo que habrá una generación de empleos muy importante, llegarán negocios satélites.Esta inversión no cabe duda que mejorará el trabajo de todos en Gómez Palacio y será un detonante para el crecimiento, por lo que el gobernador habrá de ofrecerles todas las facilidades a este grupo inmobiliario, mientras que el alcalde José Miguel Campillo, habrá de abrirles camino para que los inversionistas no encuentren ningún obstáculo.No cabe duda que sin hacer mucho ruido, Gómez Palacio está cambiando y de seguir por ese rumbo las inversiones, podría superar en poco tiempo a Torreón. 


walter.juarez@milenio.com