Vida Cotidiana

Cifras e inseguridad

Mientras que los ciudadanos ven que la inseguridad continúa presentándose en la región lagunera, las autoridades se la pasan hablando de cifras, realizan comparaciones y para las mismas resulta que los diferentes delitos van a la baja.En la última semana la violencia se recrudeció y se presentaron varios crímenes violentos, además, los asaltos no paran y una prueba de ello son los atracos que se presentaron a bancos de mueblerías.Pero eso parece que a las autoridades no les afecta, ya que sus números arrojan que en comparación con el año pasado o antepasado, los asaltos han bajado considerablemente, lo mismo que los homicidios, algo en lo que los laguneros no están de acuerdo.Pero los encargados de la seguridad en la región no sólo hablan de cifras, también tienen respuestas para todas las preguntas y sobre la cantidad decesos dolosos, de inmediato dicen que la mayoría corresponden al narcomenudeo.Es aquí en dónde no se entiende, si las personas privadas de la vida son por narcomenudeo o pasionales, o bien por riñas, no dejan de ser homicidios y van a las estadísticas, por lo cual viene la pregunta. ¿Y qué hacen esas autoridades para evitar estos crímenes? Al parecer nada, ya que como son por narcomenudeo, entonces que sigan apareciendo personas sin vida.Pero no solamente son los decesos, también vemos que ante el aumento de antros, bares, cantinas o similares, las riñas por el excesivo consumo de alcohol se han incrementado.Pero y qué sucede en Torreón con los operativos contra los conductores ebrios, ya que no se observa que en los números que dan las autoridades, mencionen que muchos de los accidentes viales sean por culpa del alcohol.Algunas direcciones no están haciendo su trabajo y por ello para no quedar mal ante su jefe, prefieren maquillar las cifras, llegar al grado de decirles a los ciudadanos que mejor no presenten denuncias y así al final todos contentos.Una prueba de que la ciudadanía demuestra que la inseguridad no ha bajado, lo es el hecho de que en diferentes sectores habitacionales, se sigan cerrando los accesos, se continúen colocando rejas, para evitar que los delincuentes puedan hacer de las suyas.No se duda que se esté trabajando en combatir los robos, asaltos, homicidios, pero de que algo les está fallando a las autoridades, ni duda cabe y los hechos lo demuestran. 


walter.juarez@milenio.com