Vida Cotidiana

‘Chapulines’

Cada ocasión en que se tienen elecciones, llámese a diputados locales, diputados federales, senadores, alcaldes y lo que usted guste y mande, siempre aparecen los llamados candidatos “chapulines”, aquellos que viven del presupuesto y que tienen que saltar de un lado a otro para seguir sangrando al erario.Ahora en que habrá elecciones a legisladores federales en el país, así como a gubernaturas en varios estados, a diputados locales y en las delegaciones del distrito federal, de pronto aparecen candidatos que cobraban en alguna dependencia, pero para mejorar su “status” político, buscan dar el brinco en puestos de elección popular.Los “chapulines” no son exclusivos de algún partido político, vienen de todos lados y lo mismo se puede ver a un secretario, tanto federal como estatal, renunciar a su cargo, abandonar el barco e ir por una gubernatura o una diputación.Ahora, parece que el panorama empieza a ser diferente, así como esos “chapulines” se las saben de todas, todas, también el electorado sabe quiénes son los que contenderán, conoce sus perfiles, los tiene bien ubicados y por ello habrán de darle el voto de castigo.El colmo del cinismo se presenta en el Distrito Federal, en donde los 16 jefes delegacionales saltarán en la búsqueda de diputaciones, algunos de ellos por la vía plurinominal, por lo que al menos 10 pidieron licencia a sus cargos y así seguir cobrando sus sueldos íntegros.Lo bueno de todo es que en el mismo Distrito Federal, los de la Coparmex no se “chupan el dedo” y ya iniciaron una campaña que dice “No votes por chapulines”, la cual rechaza que jefes delegacionales y diputados dejen sus cargos para buscar uno nuevo.La Coparmex habrá de denunciar a candidatos con antecedentes de posibles actos de corrupción, además por abusar de la ciudadanía y por abandonar el cargo que desempeñan, antes de tiempo.Esto que sucede en el Distrito Federal puede llegar a replicarse en todo el país y tanto en Coahuila como en Durango, en donde entre los candidatos también hay “chapulines”, una campaña como la de la Coparmex, sí que afectaría tanto a los panistas, como a priistas y demás participantes.La Coparmex no busca inhibir el voto, lo que busca es que la gente conozca a sus candidatos, sus antecedentes y con ello tome conciencia, que analice otras opciones y elija la mejor. 


walter.juarez@milenio.com