Vida Cotidiana

Candidatos laguneros

Hace ya varios sexenios que no se escuchaba hablar de candidatos laguneros, de políticos de esta región con posibilidades de contender por la gubernatura, por lo que es de llamar la atención que en estos momentos ya hay tres, los cuales están prácticamente confirmados, más los que se acumulen.

De todos es conocido el deseo que ha tenido el sampetrino Javier Guerrero, actualmente diputado federal, por gobernar a los coahuilenses, pero en la contienda interna en la cual participó, le ganó la designación Humberto Moreira.

Los otros dos son Miguel Riquelme Solís, alcalde de Torreón, quien desde hace varios ayeres ha trabajado con la militancia, lo hacía para otros que contendían por las gubernaturas, pero ahora, sabe que esa misma gente del partido, lo apoyará en su deseo de contender por la silla que dejará vacante Rubén Moreira Valdez.

El alcalde de Torreón tiene ya varios meses trabajando en su proyecto, sabe que el actual mandatario estatal lo apoya, por lo que quizá por primera ocasión un lagunero puede llegar a gobernar Coahuila. El tercero de los aspirantes nacido en esta región, es Román Alberto Cepeda, quien extrañamente quedara fuera de la delegación de la Sagarpa.

Comentó Román Alberto que los motivos de su salida fueron por sus aspiraciones políticas y personales, al declararse como uno más que desea buscar la candidatura al gobierno del estado de Coahuila. La diferencia con Román Alberto Cepeda, es que se siente apoyado por gente de Saltillo, por la gente que dejó el exgobernador Enrique Martínez y Martínez, ya que en La Laguna parece que no tiene cabida, debido a que Riquelme Solís controla esta región.

El extitular de la Sagarpa, sabe que su futuro en el PRI no es nada bueno, que ya no es bien visto, por lo que en un momento dado, buscará irse por la libre, buscar una candidatura independiente, al igual que el “bronquito” Noé Garza Flores.

En fin, el panorama es muy interesante, van tres laguneros, mientras que en Saltillo están otros tres con posibilidades, Jericó Abramo, actual diputado federal, Hilda Flores, senadora de la República y Enrique Martínez y Morales, quienes saben que en esta ocasión no la tienen nada fácil, ya que uno de la región lagunera, Miguel Riquelme, ha logrado posicionarse en toda la entidad, algo que ya los pone en desventaja, además el alcalde de Torreón cuenta con el apoyo de la dirigencia de su partido y del gobernador del estado.

No cabe duda que la Convención de Delegados, en la cual se elegirá al candidato a la gubernatura, será una verdadera cena de negros.


walter.juarez@milenio.com