Vida Cotidiana

Camioneta y helicóptero

No cabe duda que hay de niveles a niveles, luego de que se presentara el caso del director de Conagua, David Korenfeld, quien utilizara ocho minutos para uso personal el helicóptero de la dependencia federal. Alguien lo observó, tomó fotografías y las subió a las redes sociales.

La presión para el entonces funcionario federal fue mucha, a tal grado que en un momento tuvo que decir que lo había usado debido a una emergencia médica, ya que se encontraba mal de una rodilla, cuando unos días antes, había participado en un maratón.

David Korenfeld sabía que sus días al frente de la Conagua estaban contados, ya que la presión tanto de los medios de comunicación, como de la clase política y de diferentes sectores de la sociedad, lo obligaron a presentar su renuncia.

En Torreón, guardando las proporciones y los niveles, se suscitó el caso del director de Protección Civil, Alberto Porragas, quien sin medir las consecuencias, se llevó la camioneta de la dependencia a Parras, Coahuila. Alguien la observó y de inmediato le tomó fotografías, las cuales fueron subidas a las redes sociales.

Se le preguntaba a Alberto Porragas sobre quién era el funcionario que había cometido “el pecado mortal” y solamente se limitaba a decir que era un subordinado, el cual sería castigado. La presión continuó y tuvo que aceptar que él era el famoso funcionario que había utilizado el vehículo del municipio para acudir a Parras, ya que tenía un asunto personal que solucionar.

Ahora, y de nueva cuenta guardando las proporciones, al igual que David Korenfeld, se espera que Alberto Porragas haga lo mismo y renuncie a su cargo, ya que no puede ser posible que solamente lo amonesten, que pague la gasolina que utilizó y todos contentos.El alcalde Miguel Riquelme indicó que además de la sanción al titular de Protección Civil por hacer mal uso de un vehículo oficial, habrá de tomarse una determinación sobre lo procedente en contra del funcionario.

La acción del titular de Protección Civil parece que sentó un precedente, ya que se pedirá un informe de todos los vehículos que cuentan con GPS, en el cual tendrán que especificar sus recorridos. Ahora solamente falta esperar si Porragas renunciará. 


walter.juarez@milenio.com