Vida Cotidiana

Calladitos

En época electoral, los ayuntamientos tienen que guardar silencio, no pueden promover sus obras, además los alcaldes no podrán aparecer inaugurando calles, en actos públicos, como tampoco en los medios de comunicación, ya que corren el riesgo de que el Instituto Nacional Electoral (INE) los sancione.

Ojalá que estos dos meses que duran las campañas, las administraciones municipales se pongan realmente a trabajar, ya que las ciudades de la región lagunera tanto de Coahuila como de Durango tienen muchos problemas, principalmente en lo que a pavimentación, alumbrado, agua y drenaje se refiere.Vemos cómo Torreón está convertido en una zona volcánica, en donde los baches son verdaderos cráteres, y algunas zanjas que han dejado abiertas los empleados de Simas, son unas verdaderas trampas tanto para automovilistas como para peatones.

En Gómez Palacio es la misma historia y Lerdo no se queda atrás, ya que tras las recientes lluvias, los problemas que ya existían en ambos municipios, se agudizaron, sus calles lucen en el más completo abandono.

Las quejas son recurrentes y las familias de los municipios de San Pedro, Matamoros y Madero, también hablan de lo mismo, sufren por la poca atención de las autoridades hacia sus problemas sociales.

Son dos meses de campañas en los cuales los laguneros esperan que las autoridades no se encierren, que no por ser época electoral dejen de realizar su trabajo o bien, dediquen su tiempo a apoyar a uno que otro candidato.

En estos momentos, quienes más sufren son aquellos ciudadanos que reciben sus programas sociales mes con mes, pero por las campañas y para evitar malos entendidos, los mismos se suspenden, sin que nadie pueda hacer algo porque esto no suceda.En Torreón se puede observar que todavía falta mucho por hacer en materia de alumbrado público, que da más luz una veladora que las famosas lámparas led que están colocando.

También se puede ver que hay sectores en donde el drenaje sigue siendo un grave problema, ya que los colectores continúan caídos y no hay para cuándo puedan ser reparados.Ojalá que esta famosa veda electoral no sea utilizada por las autoridades para “guardarse” y que sin hacer mucho ruido, logren trabajar en beneficio de los laguneros. 


walter.juarez@milenio.com