Vida Cotidiana

Aumentan los robos

Mientras que los delitos de alto impacto han disminuido considerablemente, el robo de vehículos con o sin violencia en la parte de La Laguna de Durango, así como los robos a casas habitación en toda la región se han incrementado considerablemente.Pero no solamente son los delitos del fuero común los que están afectando a la zona metropolitana, ya que también el número de accidentes viales ha aumentado en un 20 por ciento y en la mayoría de ellos el alcohol es el principal culpable.En la Vicefiscalía Región Laguna Durango siguen llegando diariamente las denuncias de los ciudadanos, quienes acuden a reportar el robo de sus vehículos, tratando de exigirle a las autoridades que hagan algo para encontrarlos, lo cual parece imposible, ya que las unidades que son hurtadas, desaparecen como por arte de magia, ya que todo indica que algunas se las llevan a otras ciudades y otras más son desmanteladas en talleres clandestinos.Las mismas autoridades de la Vicefiscalía han informado que en ocasiones son hasta cinco las denuncias que se presentan al día y que los lugares donde los ladrones sustraen los vehículos son de los estacionamientos de centros comerciales y que los coches que más hurtan son los Tsuru de la Nissan. Destacaron las autoridades que el robo de vehículos en forma violenta se presenta principalmente en la carretera Gómez Palacio-Jiménez y en el bulevar Ejército Mexicano.Pero no solamente ha aumentado este delito, también el del robo a casas-habitación, el cual se incrementó en un cinco por ciento, lo cual es preocupante, ya que el mismo se sigue dando pese a la presencia del Ejército Mexicano.Tanto el robo de vehículos como el de viviendas, afecta al patrimonio familiar, pero algo que también preocupa es el aumento de accidentes viales, principalmente en Torreón, ya que los mismos se han incrementado en un 20 por ciento y por fortuna, son pocos los decesos que se han presentado.Es preocupante que se sigan presentando los accidentes viales y es que pese a los alcoholímetros y los diferentes operativos que se realizan por la noche, hay muchos conductores que gustan de manejar ebrios y a exceso de velocidad. No cabe duda que falta una buena campaña para hacer cultura entre los automovilistas y ojalá que regresara el “Conductor designado”. 


walter.juarez@milenio.com