Vida Cotidiana

Ambiente diferente

No cabe duda que después de lo sucedido en Durango, en Coahuila se respira otro ambiente, ya que entre la clase en el poder, existe preocupación y temen que en esta entidad se repita la historia.

La gente del tricolor sabe que hay un ambiente diferente entre los coahuilenses, más entre los laguneros, ya que los ciudadanos comentan por donde quiera la derrota del PRI a manos de la coalición PAN-PRD.

Pero los comentarios no son solamente por los que ganaron, sino por los que perdieron, ya que muchos de los votos a favor de los triunfadores, fueron para pegarle al partido que está todavía en el poder. Esto es lo que se podía repetir en Coahuila, que los ciudadanos en próximas elecciones salgan a votar en contra del PRI, sin importar quiénes sean los rivales, si el PAN, el PRD, Morena o cualquier otro.

Saben los del tricolor que por donde quiere se habla del triunfo de Rosas Aispuro, un hombre emanado del PRI, pero también un político que ha picado mucha piedra y tuvo que participar en dos elecciones para poder lograr el triunfo tan anhelado, para conseguir ser el que dirigirá los destinos de los duranguenses. Rosas Aispuro era un candidato natural del tricolor, pero por decisiones cupulares lo dejaron fuera, por lo que tuvo que emigrar y en Acción Nacional lo recibieron con los brazos abiertos.

En estos momentos ante el ambiente diferente, la gente del tricolor ha empezado a trabajar, ya que ahora parece que no se confían solamente en su estructura, la cual les puede llegar a fallar el día de las elecciones, como les sucediera en Durango capital, en donde todo indica que hasta priístas votaron a favor de Rosas Aispuro.

Saben los dirigentes, que ya no pueden jugar con las designaciones, ya que corren el riesgo de colocar candidatos que no tienen la aprobación de la misma gente del partido, mucho menos de los ciudadanos, por lo que habrán de buscar un método de selección eficaz, acompañado de resultados de encuestas que se lleven a cabo en toda la entidad.

Primeramente, habrá una elección para alcaldes por un año, será la prueba para medir la popularidad que tiene el partido, antes de que vengan los sufragios por la gubernatura. También saben que la gente de Acción Nacional ha empezado a trabajar y que sus candidatos con la mano en la cintura, gracias a los ciudadanos, se pueden llevar victorias históricas en todo el estado. No cabe duda que el ambiente es diferente en Coahuila y se podrían presentar sorpresas. 


walter.juarez@milenio.com