Vida Cotidiana

Ahora es por el 2018

Pasada la jornada electoral en diferentes estados del país, todo indica que la lucha por la Presidencia de la República para el 2018 será muy dura. Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN, sabe que sus bonos subieron, por lo que ahora se ha dedicado a hablar de más, de tirarle al PRI y hasta de acusar a Andrés Manuel López Obrador, el dirigente de Morena, de ser un “populista depredador”.

“El Peje” quien se ha caracterizado por no ser nada dejado, por tirarle a todo lo que se mueva, dijo que el panista es un “aprendiz de mafioso”, recordando sus constantes frases, que todos los políticos de otros partidos, simplemente pertenecen a la mafia del poder. No cabe duda que López Obrador y su Morena han hecho bastante ruido, han avanzado a pasos agigantados y en Veracruz lograron meter un tecer lugar, mientras que en Zacatecas, el tabasqueño no está conforme y quiere que se dé el voto por voto y casilla por casilla, por lo que no se duda que en el 2018 sea uno de los candidatos más fuertes en la contienda electoral.

Ricardo Anaya, tampoco teme enfrentarse a “El Peje”, por lo que comentó que México no merece ser gobernado por un “populismo depredador”, ya que López Obrador ha demostrado su ambición por el poder. Se torna interesante el panorama y desde ahora se sabe que Ricardo Anaya no la tendrá nada fácil, ya que está por encima de él la señora Margarita Zavala, quien cuenta con el apoyo de un gran sector del panismo nacional.

Por otro lado, Agustín Basave, presidente nacional del PRD, sabe muy en sus adentros, que su partido nada tuvo que ver en los triunfos de la alianza, ya que su militancia cada día va en decadencia y que si ganaron, fue por el hartazgo de los mexicanos hacia el partido en el poder.

Quizá, por eso este dirigente no es de los que echan las campanas al vuelo, es mesurado y lo que le preocupa realmente, es recuperar la fuerza de su organismo político, que los mexicanos de izquierda regresen y vean que se puede trabajar y lograr avances, como los logrados con la alianza PAN-PRD.

Del PRI, todo indica que en estos momentos ya no tienen un candidato seguro, luego de la debacle y Manlio Fabio Beltrones perdió su oportunidad, por lo que el camino parece quedarle libre a Eruviel Avila, gobernador del Estado de México. No cabe duda que en la contienda del 2018, habrán de pelear por la silla presidencial MORENA, Acción Nacional, PRI y “El Bronco” como candidato independiente. 


walter.juarez@milenio.com