Vida Cotidiana

Ahora si toman acciones

Después de que pasaran muchos meses, quizá años de pedirles a las autoridades que hicieran algo para evitar accidentes viales, parece que ahora sí habrá acciones que los  busquen disminuir, principalmente dirigidas a los jóvenes.

Será una campaña que es de llamar la atención, la cual la llevarán a cabo el Consejo de Vialidad y la Dirección de Tránsito, misma que tendrá desde pruebas de manejo, hasta pláticas para buscar crear conciencia y empezar a evitar que se sigan presentando esos percances viales, muchos de los cuales cobran víctimas fatales, mientras que otros dejan en los participantes secuelas de por vida.

Algo que llama la atención del programa denominado Date con las Cinco M, es la de revisar las condiciones de los vehículos, así como manejar a velocidades moderadas, respetando siempre los límites de velocidad establecidos, principalmente en los bulevares, calzadas y avenidas.

Además, se buscará medir los niveles de impacto en los jóvenes, muchos de ellos apenas se inician la conducción, no tienen experiencia y es más probable que sufran de accidentes, por lo cual el Date con las Cinco M, va más dirigido a ellos.

Tanto el presidente del Consejo de Vialidad, Andrés Avelino Pérez, así como el director de Tránsito y Vialidad, Jorge Handam Huereca, por fin se pusieron de acuerdo y ambos están trabajando con el programa que consiste en las Cinco M, lo cual significa Maneja con Cinturón, Maneja sin Alcohol, Maneja con Cortesía, Maneja con Precaución y Maneja sin Textear.

Es interesante esta propuesta, ya que a diario vemos como muchos conductores, hombres o mujeres, jóvenes o adultos, traen el teléfono celular en la mano, se la pasan mandando mensajes de texto, por lo cual pueden impactar otro auto, atropellar a personas o simplemente perder el control y estrellarse en algún camellón contra un árbol.

Estas campañas siempre serán bienvenidas, ya que busca primeramente hacer conciencia en los jóvenes, tratando de evitar que pongan en riesgo sus vidas, que sepan el peligro que representa conducir alcoholizado, además hacerlo sin precaución, no traer el cinturón de seguridad y con el teléfono en la mano.

Ojalá que tanto el presidente del Consejo de Vialidad, como el de Tránsito, también supervisen a los oficiales de vialidad, quienes deben de poner su granito de arena, aplicar el reglamento para beneficio de los conductores y no para llevar dinero a sus bolsillos, algo que se ha hecho una costumbre difícil de erradicar, no solamente en Torreón, sino en toda la región lagunera.

El programa suena interesante, pero más interesante sería si los jóvenes lo toman en cuenta. 


walter.juarez@milenio.com