Vida Cotidiana

¿Ahora qué sigue?

Ya se dio a conocer una información que nadie esperaba escuchar, pero al final fue el propio Jesús Murillo Káram, Procurador General de la República, quien comentó que todo indica que los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron asesinados, según las investigaciones realizadas.Antes de que se diera a conocer esta noticia, ya se venían presentando en algunos lados, principalmente en el estado de Guerrero, signos de violencia, a tal grado que se le prendió fuego al Palacio de Gobierno en la ciudad de Chilpancingo.Ahora, después de saber que los normalistas pudieron haber sido privados de la vida, esa violencia se está recrudeciendo y no cabe duda que los familiares, amigos, estudiantes y sociedad en general repudian este hecho que enluta a todo un país.Pero la pregunta es ¿qué es lo que sigue?, ya que manos extrañas están aprovechando el río revuelto, están llevando agua a su molino y es que no pueden ser posible tantos actos vandálicos.En Guerrero, principalmente en la capital del estado, se han presentado un sinfín de manifestaciones de apoyo a los familiares de los estudiantes desaparecidos, pero también aprovechando el momento, personas con los rostros cubiertos se han dedicado a realizar actos vandálicos.No se entiende cómo aprovechando el momento, un grupo de vándalos pueda afectar a la sociedad, se dedique a incendiar vehículos particulares y de empresas, además, no se entiende cómo pueden bajar a las personas de los autobuses y ellos tomarlos.En la ciudad de México se han presentado manifestaciones de apoyo, pero también aparecieron los llamados “anarquistas”, quienes se mezclan con las personas que marchan en forma pacífica, para hacer desmanes, como el realizado en Palacio Nacional. Qué es lo que buscan las personas que están retando a las autoridades.Los padres de los normalistas lo que piden es que sean encontrados, además están en todo su derecho de exigir que se realicen pruebas científicas para demostrar que los restos son los de los estudiantes.La sociedad está exigiendo al gobierno resultados, en La Laguna el apoyo a los normalistas de Ayotzinapa se ha dejado sentir, pero en ningún momento estos movimientos se han salido de cause, por lo que la pregunta queda en el aire. ¿Ahora qué sigue? 


walter.juarez@milenio.com