Vida Cotidiana

Accidentes y suicidios

Entre accidentes viales y suicidios, muchas personas están perdiendo la vida, por lo que es el momento en que las autoridades deben ya tomar cartas en el asunto. Ya es preocupante lo que sucede en la región, luego de ver que lo mismo en Matamoros que en Gómez Palacio, Torreón o San Pedro, la gente atenta contra su vida y en la mayoría de los casos cumple su cometido.

Vemos que entre las personas que se privan de la vida, hay muchos jóvenes, quienes al no tener respuestas a sus preguntas, por decepciones amorosas o bien, por la falta de un buen empleo, deciden escapar por la llamada “puerta falsa”. Claro que también hay adultos que deciden acabar con su existencia, luego de no soportar vivir con enfermedades terminales, así como por deudas que se adquirieron y que no se pueden pagar.

Pero no solamente la gente se quita la vida, también hay la que fallece en percances viales, por la imprudencia al manejar, por no respetar límites de velocidad o bien el reglamento vial. Vemos a diario que los accidentes aparecen por todos lados, lo mismo son choques entre autos, algunos imprudentes que intentan ganarle el paso al tren con sus vehículos o camiones y no faltan en los que participan ciclistas o motociclistas. Vemos como muchos automovilistas circulan a exceso de velocidad y las autoridades viales bien gracias.

Pero también vemos que muchos motociclistas circulan zigzagueando, buscando salidas a toda velocidad entre los vehículos, retando prácticamente a la muerte. Los que sufren mucho en esta región son los ciclistas, muchos de los cuales usan la bicicleta como su medio de transporte para ir a sus trabajos, por lo cual tienen que recorrer largos trayectos y durante los mismos, en cada esquina su vida está en peligro, prueba de ello es la cantidad de accidentes en los que participan y en los cuales algunas veces, si bien les va, resultan con fracturas, pero también pierden la vida.

Es necesario que las autoridades hagan algo, que en los hospitales tanto del sector salud como privados, tomen cartas en el asunto en los casos de suicidios. De los accidentes, la responsabilidad es de todos y lo que falta es sólo aplicar el reglamento.


walter.juarez@milenio.com