Para Reflexionar

Semana única

Esta semana es única, comienza la primavera, establecemos un descanso en el primer trimestre del año, las instituciones educativas suspenden labores y nos disponemos a vivir un asueto.Las empresas preparan información financiera para dar a conocer sus resultados del año, se harán las declaraciones anuales de impuestos de personas físicas y morales, los sistemas de recaudación sabrán con cuanto contar para el ejercicio de sus programas.

Para muchos esta semana, simple y llanamente, "harán nada", verán televisión, leerán un libro. Otros saldrán a la playa o algún harán turismo cultural, visitan a la familia que radica en otros lugares, o recibirán a familiares que regresan a casa, por lo menos una semana para reconectar con afectos, filiaciones y recuerdos.

Desde la perspectiva religiosa la semana santa es la conmemoración cristiana de la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. Es un período de intensa actividad litúrgica en las diversas confesiones cristianas. La fecha de la celebración es variable pues depende del calendario lunar. La semana santa va precedida por la cuaresma, que finaliza en la semana de pasión donde se celebra la eucaristía en el jueves santo, se conmemora la crucifixión de Jesús el viernes y la resurrección en la vigilia pascual durante la noche del sábado al domingo de resurrección. Tienen lugar numerosas muestras de religiosidad popular a lo largo de todo el mundo, destacando las procesiones y las representaciones de la pasión, por ello también muchas personas se sumergen en un proceso de reflexión, retiro espiritual y renovación de su fe.Es pues una semana de interioridad y prácticas litúrgicas.

Para otros muchos la Semana Santa y la primavera es una época ideal para hacer ejercicio, el buen tiempo y una mejor disposición de carácter hace que les sea apetecible estar más activos. Aunque estos días están lejos del gimnasio deciden comenzar sus vacaciones con hábitos de vida más saludables, buscando alternativas que les ayuden a mantenerse en forma esta semana santa: rutas en bicicleta, excursiones al campo, ascensos y descensos e incluso fotografía de paisaje.

Una o varias combinaciones de actividades durante esta semana significa que rompemos la rutina y las inercias, renovamos el ánimo y el organismo, ajustamos nuestro tiempo psicológico y apreciamos la vida desde otras perspectivas; es una semana única, de transformación, de simbolismos fuertes. Sea como sea que logremos vivir esta semana, desde la experiencia religiosa, familiar, social, deportiva etc. Es una oportunidad de crecimiento y ampliación de nuestra conciencia, oportunidad de "mirar con ojos nuevos" el año en sus primeros tres meses y retomar el rumbo personal y social en nuestras vidas.


luisrey.delgado@grupolala.com