Para Reflexionar

Responsabilidad

La responsabilidad es un valor que está en la conciencia de la persona, con la cual reflexiona, administra y orienta las consecuencias de sus actos dentro siempre del contexto moral. La persona responsable es aquella que actúa conscientemente siendo él la causa directa o indirecta de un hecho ocurrido. Se experimenta obligado a responder por alguna cosa o alguna persona. También es el que cumple con sus obligaciones o que pone cuidado y atención en lo que hace o decide.

La palabra responsabilidad proviene del latín responsum, que es una forma de ser considerado sujeto de una deuda u obligación aunque lamentablemente en nuestro contexto cultural también se la asocia con la culpa, sin embargo culpa y responsabilidad no son lo mismo.

También en su etimología podemos añadir respons habilis, es decir, la habilidad para responder, de tal manera que una persona responsable tiene la capacidad y no solo la actitud moral de responsabilizarse, de asumir compromisos y de responder a las consecuencias de sus acciones

En un esfuerzo de “distinguir para entender” nuestro compromiso frente a nuestras responsabilidades, podemos apreciar tres niveles o tipos de responsabilidad: (1) La responsabilidad reactiva que se orienta a corregir los hechos consumados, actúa después de los hechos ya sea minimizando o reparando el daño o festejando y reconociendo los aciertos y beneficios. También es una respuesta de emergencia.

(2) Con la responsabilidad proactiva intentamos evitar que inicien procesos negativos que se pueden prever, por ello, de manera responsable, se siguen reglas y procedimientos de seguridad, se consideran las repercusiones de las acciones presentes antes de iniciarlas, para lo cual a esta responsabilidad proactiva le acompañan la mesura, prudencia y consideración.

La responsabilidad creativa utiliza la visión e ingenio inventivo para hacer que pasen cosas buenas.

Comprometido con su visión, la persona responsable intenta generar condiciones que transformen el sistema. Busca disolver problemas más que resolverlos. Por ello de manera responsable se atiende la educación, la capacitación y el diseño de procesos confiables

La capacidad de hacer y tener lo que uno desea es relativa, condicional, de tal suerte que depende de factores fuera del control pero también de la responsabilidad personal. Dentro de las condiciones impuestas por la situación puedo elegir la mejor alternativa.

Hay restricciones, pero siempre se tienen opciones dentro del conjunto de respuestas posibles. Siempre hay un grado de responsabilidad y compromiso personal.

La responsabilidad y la libertad son las dos caras de la misma moneda, realizamos elecciones lo más libres que podemos y nos responsabilizamos de esas decisiones, esto es lo más noble que existe en el ser humano: su libertad y su responsabilidad… la tragedia es perder, o que se degraden, o tergiversen cualquiera de esta dos cualidades morales del ser humano.

luisrey.delgado@grupolala.com