Para Reflexionar

Prepararse

Las personas nos disponemos o disponemos una cosa para un fin determinado, preparáramos por ejemplo, el equipaje y nos preparamos a nosotros mismos para salir de viaje. Así mismo estudiamos una materia y decimos que nos preparamos para un examen. Los profesores preparan a sus alumnos, enseñando, formando para que respondan ante las pruebas de la vida.
Hoy vemos a muchas personas entrenando, midiendo el tiempo que utilizan en recorridos y calibrando su fortaleza corporal pues se preparan para realizar la prueba deportiva por excelencia en la laguna que es el Maratón Lala. Prepararnos es algo que hacemos constantemente incluso disponemos a una persona para realizar o afrontar una cosa, como preparar a las personas para una mala noticia.
Prevenir, disponer, entrenar, organizar, prevenir, acondicionar, arreglar, proyectar, proveer, gestar, fraguar, desarrollar, planificar, saber, conocer, capacitar, aprender, arreglar, todos sinónimos de preparar, incluso preparamos nuestro atuendo para el día siguiente, preparamos la comida, preparamos las reuniones, nos preparamos para las bajas o altas temperaturas, etc.
Pero algo no está funcionando en los enfoques y en los asuntos más importantes de la vida, pues resulta que nos preparamos intensamente para la celebración de la boda y no para la relación de pareja, la boda nos sale bien pera la relación nos resulta mal. Y comprometerse con alguien es un asunto vital que nos implica todos los días, para lo cual poco nos preparamos. Preparamos el parto y el cuarto del bebé, pero no nos preparamos para ser padres, para educar, para la relación que promueva la formación para la vida de nuestros hijos. Aprendemos con el primero y nos distraemos con el segundo y muchas veces sufrimos y batallamos con relaciones estropeadas con nuestros hijos. Habrá que prepararse para los asuntos importantes de la vida, enfocados en lo importante, enfocados más en el “lograr” que en el “hacer” a la hora que proyectamos lo que queremos de nosotros en el futuro para nuestra vida, prepararse en una relación inteligente y comprometerse a vivir un amor inteligente con otra persona, enfocados más en el respeto y la comunicación que en la casa donde vamos a vivir, más en los proyectos compartidos y la dinámica de la relación que en el viaje de bodas. Habrá que prepararse para ser padres, para construir una relación con afecto y con límites, para otorgar a nuestros hijos sentido de pertenencia y valores, más que un colegio de moda o ropa de marca, estar preparados para las diferentes etapas de desarrollo de nuestros hijos.
Y no se trata de no preparar boda, casa, viaje, educación, vestido y sustento, sino que no perdamos de vista que lo más importante es la relación y estar preparados para vivir juntos y formar a nuestros hijos.
Habrá, pues que estar preparados…


luisrey.delgado@grupolala.com