Para Reflexionar

Patrones de comportamiento

Cuando ciertas reacciones de la persona, se hacen frecuentes en determinados ambientes o situaciones, constituyen lo que llamamos un patrón de comportamiento. Un patrón de comportamiento es una forma constante que de pensar, sentir, reaccionar físicamente y actuar en determinada situación.

Nuestros patrones de comportamiento tienen su origen en lo que copiamos o aprendemos de las personas que han compartido la vida con nosotros como nuestros padres, abuelos, tíos, maestros y de cualquier persona importante con quien hayamos tenido contacto significativo. También provienen de nuestras propias reacciones, esto quiere decir, que guardamos dentro de nosotros las reacciones que tenemos frente a otros. Grabamos y guardamos nuestras reacciones cuando satisfacemos o no necesidades y deseos. Incluso nuestras  diversas reacciones frente al hambre, sed, contacto, compañía, afecto, seguridad, protección, etc. Todo queda guardado para ser utilizado en cualquier otro momento.

Lo anterior significa que todo lo que vemos y oímos lo captamos a nuestra propia manera y lo guardamos en nosotros, para ser utilizado como “patrón de comportamiento”, para bien o para mal.

Todas las  reacciones (ideas, pensamientos, imágenes, emociones, sentimientos, y sensaciones físicas), que suceden o se experimentan, quedan guardadas en registros o “archivos” en cada ser humano.

Estas “grabaciones” quedarán expuestas ante nosotros mismos y ante otros.

Un patrón de comportamiento puede ser constructivo o destructivo, y tiene cuatro componentes: (1) Pensamientos creencia e ideas. (2) Emociones, sentimientos, estados de ánimo e imágenes. (3) Conductas y comportamientos, y finalmente (4) Reacciones corporales; que cuando el patrón es destructivo genera tensión, poca energía, temblores, estrés; se afecta a los demás y se rompen relaciones, etc. Cuando los patrones son constructivos y conllevan conductas apropiadas a la situación, experimentamos sentimientos de paz y seguridad, actitud firme, palabras claras, con un tono de voz y volumen apropiado. Las afirmaciones y juicios se  basan en hechos comprobados y se aprecian las cosas como realmente son.

Por más que alguien se parezca a otro, nunca será el mismo porque absolutamente todos, tienen una forma muy particular de ser y de enfrentar los hechos de la vida.

Cada persona cuenta con determinadas características y patrones de comportamiento que ayudan o estorban al desarrollo.

Cada persona cuenta con determinadas características, pero existen patrones de comportamiento específicos que la distinguen de entre los demás.

Para un desarrollo humano equilibrado habrá que reconocer cuáles son mis patrones de comportamiento y si estos son constructivos o por el contrario son destructivos para mí y para los demás. 


luisrey.delgado@grupolala.com