Para Reflexionar

Memoria

En general, para aprender necesitamos experimentar y un factor fundamental en el aprendizaje es la memoria, una de las facultades humanas más complejas y útiles con que contamos los seres humanos para la vida cotidiana, pues funciona como un “repositorio” de imágenes, sonidos, olores y texturas, un almacén de señales electro químicas, que utilizamos cuando es necesario. La memoria cumple funciones tan elementales como recordar nuestro camino a casa y hasta suministrarnos recuerdos para la formación de nuevas ideas y soluciones.La memoria se halla distribuida en las capas del cerebro, millones de células nerviosas (llamadas neuronas) forman esas capas, todas las neuronas están conectadas unas con otras. Al aprender codificamos cada recuerdo en redes neuronales; luego las neuronas se ramifican para crear nuevos circuitos formando conexiones suplementarias. Es un sistema de tres partes interconectadas: memoria sensorial, memoria de corto y largo plazo que colaboran mutuamente.Todos los sentidos están involucrados en enviar información a nuestra memoria, por ello se habla de memoria visual, auditiva, táctil, gustativa y olfativa. Por ello aprendemos a hablar nuestra lengua, reconocer personas, la música, superficies, gustos en la comida, captación de substancias distintas, etc. Incluso la respiración está profundamente implicada. Por ello nos detenemos y respiramos profundamente para recordar con mayor claridad. El estrés si no se sabe manejar adecuadamente es un factor que perjudica nuestra memoria.La memoria está relacionada con nuestra capacidad de concentración y nuestras capacidades intelectuales, pero sobre todo con nuestras emociones. Solemos recordar experiencias agradables, parece que olvidamos fácilmente cosas dolorosas, aburridas y complicadas. “Olvidar” es un recurso para nuestro bienestar emocional. Algunos recuerdos recurrentes y obsesivos de experiencias dolorosas y desagradables pueden influir tanto en nuestro estado de ánimo que nos pueden generar mal humor constante, depresiones, angustias y estados que impiden aprender y acrecer con nuevas experiencias.Recordar y olvidar son procesos cognitivos muy importantes e incluso paradójicos, ya que en ocasiones aquello que nos proponemos olvidar es lo que más recordamos y aquello que queremos recordar es lo que más olvidamos. Nos pasa en aspectos tan cotidianos como “¿Dónde dejé las llaves?”Así, la curiosidad va en relación a la capacidad de registrar; evocamos cuando logramos revivir eventos y datos pasados; podemos lograr reproducir datos de manera clara y precisa, ubicar lugares y circunstancias. Algunos necesitaremos escribir para recordar y guardar fotografías; ejercitar la memoria, con letras de canciones, poemas, listas de nombres, recetas de cocina, frases y refranes. Hoy las computadoras son de gran ayuda siempre y cuando no olvidemos el user name y el password. (Nombre de usuario y contraseña) 


luisrey.delgado@grupolala.com