Para Reflexionar

Líderes

Un buen líder es aquel que tiene la capacidad de rodearse de colaboradores competentes. El líder contemporáneo no es un súper hombre capaz de asumir todas las responsabilidades del grupo y conducir a todos, más bien es un inspirador que confía y delega, abierto a recibir asesoría, consciente de sus limitaciones y respetuoso de las capacidades de los demás.Sin embargo todavía se sueña con líderes carismáticos, capaces de resolver todos los problemas con su propio talento y energía.

Por otro lado, como cuesta trabajo participar en equipo y sumarnos a las iniciativas de otros, nuestros grupos de trabajo parecen más bien un conjunto de unidades actuando individualmente, que un ensamble integrado de personas, relacionadas con objetivos compartidos.

Para la colaboración en grupo se requiere confianza en los demás y en uno mismo. “Mientras más creo y confío en mi propia capacidad, más puedo creer y confiar en la capacidad de los demás”.

La falta de confianza tiene su origen en la inseguridad y el miedo a perder en la competencia con otros y en la predisposición a descalificar a los otros para esconder las propias debilidades.El compromiso de “contribuir conectados para bien de todos” debe partir de la confianza en nosotros mismos y de la tolerancia como requisito para la convivencia armónica.

El diálogo entre diferentes, (por género, religión, ideología o convicciones) es indispensable para la negociación equilibrada en un proceso en el que todos ganen.

Las actitudes clave para los nuevos líderes son la participación, el diálogo, la negociación, la integración de los diferentes; la tolerancia y la apertura a ideas diversas como resortes para desarrollo personal, familiar y social. Mientras más genuino, amplio y aterrizado se manifieste el liderazgo con compromiso social, primeramente es señal de salud y es también señal de esperanza para el presente y el futuro.

Hoy requerimos urgentemente personas saludables y auténticas, socialmente comprometidas con los más vulnerables, dispuestas a participar realista y constructivamente en la construcción de una Laguna más equitativa para todos, renacida y consolidada como una región que defina su rumbo, que genere oportunidades.

En un equipo existen diferentes liderazgos y cada quien aporta lo que es y lo que sabe hacer ya que no todos son buenos en lo mismo. Pero existe un líder al cual todos respetan y siguen por su ascendencia personal, su credibilidad y congruencia.


luisrey.delgado@grupolala.com