Para Reflexionar

Ingratitud

La lengua castellana define INGRATITUD, como «Olvido o desprecio de los beneficios recibidos». INGRATITUDE en el idioma inglés, significa lo mismo y sólo se le agrega la palabra cruel. La ingratitud es de lo más desagradable, cruel y despreciable en la vida de los seres humanos, no solo como concepto, sino como experiencia humana cotidiana. Desde pequeños nos enseñaron a dar las gracias por los servicios, por las alabanzas que recibimos, por la comida, etc., sin embargo la interiorización de un sentido profundo de gratitud no siempre se asimiló en nuestra conciencia.La ingratitud indica soberbia y egoísmo.  El que es ingrato se caracteriza porque ignora o pretende ignorar el bien que le hacen los demás. Está acostumbrado a obtener siempre lo mejor para sí y se le dificulta reconocer los méritos ajenos. Los favores que recibe, lejos de inspirarle agradecimiento, le inspiran rencor.La ingratitud proviene también de una especie de descuido, de mediocridad espiritual, y es triste porque produce desconsuelo en aquellos que se esmeran por hacernos el bien sin obtener nunca la  más mínima voz de aliento ni el más minino signo de agradecimiento por parte nuestra. Afortunadamente las buenas personas sirven sin esperar ningún reconocimiento, sin embargo cuando éste llega es muy alentador.La vanidad, impide a muchos reconocer el aporte de los demás en sus propios logros.La costumbre de encontrarle defectos a todo, lleva a desconocer, por detalles sin importancia, lo valioso de un esfuerzo o los meritos de un trabajo bien hecho.La envidia y el resentimiento, hacen tomar como ofensa las bondades recibidas de los otros.La falta de humildad (verdad) y de nobleza, hacen ver el agradecimiento como una muestra de debilidad.La gratitud no se reduce a fórmulas de cortesía que con tanta frecuencia utilizamos: “Muchas gracias” “Muy agradecido”. La cortesía y las buenas formas constituyen un valor social y personal importante, pero la gratitud es algo más que corresponder a un favor que alguien nos hace. La gratitud es la expresión de un corazón que siente y aprecia lo bueno y esplendido que hay en las cosas diarias, no como algo que se me debe dar, sino como un don que de se me da. Para un corazón agradecido todo es un don y lo siente como tal. Ya desde antiguo David Hume, pensador escocés, conocido e influyente en la Filosofía, sentencia que: “De todos los crímenes que las criaturas humanas son capaces de cometer, el más horrible y el más antinatural es la ingratitud, especialmente cuando se comete contra los padres. La ingratitud está presente en la mayoría de las heridas y muertes”.Nunca es tarde para entrenar el corazón, menos ingrato y más agradecido. 


luisrey.delgado@grupolala.com