Para Reflexionar

Exceso de confianza

Tener confianza en uno mismo generalmente conlleva beneficios en las relaciones humanas, la confianza en uno mismo importa más que la apariencia.

Pero existe una línea delgada entre confianza y arrogancia, el “exceso de confianza es arrogancia” pues una cosa es tener confianza en las propias habilidades, competencias, conocimientos y destrezas que fundamentan la seguridad personal y otra exagerar, hablar de más de características personales que de hecho no se poseen, pero se actúa como si se tuvieran y éstas se exageran.

Se trata de un sesgo cognitivo, al parecer muy común, a menor competencia en una tarea, más probable será que alguien exagere su habilidad en la misma. “la ignorancia genera exceso de confianza más frecuentemente que el conocimiento”.Para no caer en un exceso de confianza habrá que desarrollar una buena dosis de autocrítica y estar abierto a la retroalimentación negativa.

Es imposible mejorar si no se reconocen errores, cosa que el arrogante no hace. Así mismo habrá que trabajar y trabajar duro, preparase cada vez más. Siempre será necesario disminuir la posibilidad de parecer arrogante o, peor aún, de “vivir en el engaño, pocas cosas son más peligrosas que un ignorante con poder.

Las personas que son notablemente exitosas son excepcionalmente competentes, y para llegar a serlo cuentan con un nivel extraordinario de talento y más trabajo arduo.

Pero el gran obstáculo a vencer es que el mundo actual nos empuja a tener exceso de confianza y esto nos puede llevar al autoengaño.Hoy las redes sociales orillan a mantener una visión personal en exceso positiva. Además nadie quiere quedarse atrás en la “carrera social” por demostrar qué tan maravillosa es su vida.

Ya sabemos que para mejorar hay que aceptar nuestros errores pues de esa aceptación surge la motivación para cambiar realmente y así provocar que la confianza esté sustentada.Mark Twain, famoso escritor estadounidense ya expresaba con singular sabiduría que “Se necesitan dos cosas para triunfar en la vida: confianza e ignorancia”. 

El exceso de confianza puede hacer que nos comprometamos de más. Habrá que ser realistas en la cantidad de esfuerzo y tiempo disponibles y no ser víctimas del exceso de confianza. 


luisrey.delgado@grupolala.com