Para Reflexionar

Condiciones humanas

Existen cualidades típicamente humanas y profundas que son: Tendencia a la autonomía. Capacidad de sacrificio personal, de sentir pena, de amar. Sentido del humor, goce del arte y de la belleza. Capacidad de autoconciencia, de sentir culpa, de tener ideales, de crear poesía, de filosofar, de crear música, de crear ciencia.

Capacidad para la libertad interna. Posesión de valores. Acción con propósito. Búsqueda del sentido de la vida, del sentido del sufrimiento y del sentido de la muerte.

En contraposición de visiones negativas, el ser humano nace con una tendencia a la auto conservación y a la actualización, tiene dentro de sí mismo toda la energía para su conservación y desarrollo y funciona como una totalidad organizada. A medida que aumenta en él la conciencia se incrementa su libertad interna.

El ser humano es un ser en relación y sólo desde ahí se le puede comprender. Tiene una necesidad intrínseca de relación y afecto. Está en proceso de auto creación y requiere de un medio propicio para crecer.“Una serie de hechos une a la humanidad, a toda la humanidad.

El ser humano nace de padre y madre y a menudo es concebido y creado con amor. Persigue ciertas metas biológicas, pero también persigue otras metas que le exigen establecer su propia identidad, tomar responsabilidades y satisfacer su curiosidad respecto al sentido de la vida. Suele enamorarse y procrear. Muere siempre solo.

A través de su vida experimenta ansiedad, anhelos, dolor y placer” (May, R. 1972).

El ser humano tiene una tendencia innata a la satisfacción de sus necesidades en forma armónica e integral y alcanzar así la salud, el bienestar y el desarrollo.

Esta tendencia innata a proteger e impulsar el crecimiento, compartida con todos los vivientes, es la motivación básica de su conducta.Puesto en condiciones adecuadas para su propio desarrollo, el ser humano tiende a crecer en direcciones insospechadas y su comportamiento es constructivo y armónico.

Puesto en cambio en condiciones adversas, su conducta puede hacerse violenta y destructiva en contra de los demás o en contra de sí mismo.

Así el aprendizaje se da en función de la satisfacción o el bloqueo de las necesidades biológicas, psicológicas, sociales y trascendentes (naturales y aprendidas) que se manifiestan en los intereses de cada persona, de cada grupo y de la comunidad humana en general.

Dado que la disfuncionalidad emocional se aprende a través de relaciones interpersonales deficientes, sólo a través de nuevas relaciones significativas y saludables se recupera la salud.

Nos toca crear las condiciones internas y medio-ambientales para que cada ser humano, cada grupo y cada comunidad se desarrollen en función de sus potencialidades y descubra cada uno su propio camino o forma de ser así como su estilo de crecer. 



luisrey.delgado@grupolala.com