Para Reflexionar

Compromiso social

Responsabilidad Social (RS): “es el continuo compromiso de los negocios para conducirse éticamente y contribuir al desarrollo económico mientras mejoran la calidad de vida de sus colaboradores y familias, de la comunidad local y sociedad en general”. La RS tuvo su auge con la llegada del siglo XXI y dichas prácticas han logrado “humanizar” a las empresas, pero aún no es suficiente.

Hemos vivido dentro de sistemas paternalistas, acostumbrados a sentarnos con los brazos cruzados esperando a que “papá gobierno” nos solucionara todo. Así comenzó a pasar con las empresas y las prácticas de responsabilidad social; Hoy se espera que las empresas aporten a la comunidad y, una vez más, nos mantenemos con los brazos cruzados, esperando que solucionen problemas que el gobierno no ha podido resolver: cuidado del medio ambiente, erradicación de la pobreza, servicios de salud, etc.

Somos una sociedad apática y egoísta, donde la adopción de prácticas socialmente responsables depende de costos o ahorros.Los gobiernos deben de terminar con acciones esporádicas, las empresas deben de eliminar prácticas asistencialistas, y ambos sectores, comenzar a llevar a cabo estrategias de compromiso social de mejor calado.

La conciencia social no nace con las personas, sino que se afianza a medida que se van dando cuenta de que pertenecen a una sociedad y que los problemas sociales afectan sus vidas y las de los demás.Sin embargo, otras personas asumen una actitud de pasividad social cuando se muestran indiferentes frente a lo que ocurre a su alrededor o ante las necesidades ajenas. Este tipo de actitudes constituyen un serio obstáculo para el progreso de una sociedad. El compromiso social consiste en involucrarse voluntaria y profundamente con el bienestar común, invirtiendo tiempo y capacidades.

Hoy, las empresas y los gobiernos, comienzan a involucrar más a la sociedad en la solución de los problemas y la sociedad está aprendiendo a ser más participativa, formando colectivos, redes, grupos, movimientos propositivos y activos y no solo mantenerse en la queja y la denuncia.

Lo viable, necesario y urgente es desarrollar estrategias cuyo éxito dependa del involucramiento, del diálogo, de las conversaciones francas, abierta y congruentes: Las empresas y gobiernos informan, proponen, facilitan y aportan, pero la comunidad aporta, se involucra y aprende.Ya no es válido ser solo espectador… Quejarnos de algo o solo difundir una problemática no es suficiente, lo único que se logra es crear la percepción de que se está haciendo algo, cuando, en la realidad no se hace nada.

Quejarse ayuda a difundir problemáticas y quizá es bueno para concientizar, pero no soluciona ningún problema, cualquiera puede quejarse desde la comodidad con una conexión a Internet o con un celular moderno. El compromiso social es urgente, desde la persona, la familia, las empresas y los gobiernos para mejorar nuestra calidad de vida.


luisrey.delgado@grupolala.com