Para Reflexionar

Comentario crítico

Por lo general estamos poco preparados y concientizados para aceptar y asumir o integrar los comentarios críticos sobre nuestra persona que provienen de los demás. Ante un comentario crítico tendemos a responder agresivamente, pasivamente o simplemente menospreciar el comentario y no aceptarlo
Crítica es aquello que nos pone en crisis y nos propone un cambio, cosa que es incómoda pues requiere esfuerzo; el comentario crítico mueve sentimientos negativos sobre nosotros mismos. Así mismo aceptar críticas supone aceptar a quien las formula, posiblemente no asumimos una crítica que proviene de alguien a quien no aceptamos. Aceptar la crítica supone también hacer algo al respecto, cambiar un comportamiento, modificar una actitud, hacer ajustes en la conducta.
Aceptar cualquier comentario crítico provenga de quien provenga e integrarla es uno de los pasos más importantes para el crecimiento o desarrollo. Tener la capacidad suficiente para escuchar a los demás, comprender sus puntos de vista sobre nosotros e integrar sus sugerencias supone un nivel interno de seguridad, madurez y de crecimiento que no posee todo el mundo.
Tenemos la creencia que nadie más que nosotros conoce nuestro ser interno, no aceptamos ideas de mejora de personas que no aceptamos plenamente o por simple orgullo, por mecanismos de autodefensa que lejos de protegernos crean una coraza de falsedad a nuestro alrededor, y quizá también por miedo al autoconocimiento.
Para crecer internamente hay que estar en contacto con las personas que nos rodean, pedir constantemente retroalimentación sobre nuestro comportamiento y aceptar dicha retroalimentación. Aceptar no significa estar de acuerdo sobre lo que nos digan. Aceptar es escuchar, permitir que otra u otras personas expresen libremente su opinión sobre nosotros y actuar en consecuencia, según sea nuestra percepción de lo que nos manifiestan.
Podemos aceptar una crítica pero no estar de acuerdo en su contenido y por lo tanto no hacer nada para cambiar. Sin embargo la mayoría de las críticas que nos formulan las personas que nos aprecian o conocen con cierta profundidad tienen sentido.
Muchas veces no somos conscientes de aspectos de nuestra comunicación o comportamientos hacia los demás que si son captados con nitidez por los que nos rodean.
Este fin de año vale la pena solicitar comentarios críticos sobre nosotros, sobre todo de la familia, es un ejercicio de crecimiento personal saludable.


luisrey.delgado@grupolala.com