Más temas para aspirantes al 2015

Sólo para empezar, ayer escribí sobre tres áreas de interés en las que, en mi opinión, se tendrían que mover las campañas del año próximo. Y decía que lo importante era el punto de vista de los lectores. Lo insisto ahora.

Tomando en cuenta las opiniones que recibí, añado otros dos puntos a mi lista original. El primero es promover la participación de los ciudadanos. El segundo es el énfasis en el medio ambiente.

Participación ciudadana. En Nuevo León hay un impulso ciudadano cada vez mayor. En los últimos tres años ha crecido aún más y ha visto algunos logros. Más allá de las leyes y sus figuras de participación, lo que está claro es que ninguna campaña podrá evadir el tema de un gobierno en donde se tendrá que consultar a los ciudadanos. La promesa de un estilo distinto de gobierno llegó para quedarse. A pesar de todas las ambigüedades del tema.

No es que los políticos no sean ciudadanos. Lo son, por supuesto. Pero ellos, además de serlo, pretenden representar a los ciudadanos no políticos. Y la representación siempre será imperfecta, requiere de ayudas continuas. Si los políticos las aceptan, verán que ellos son los principales beneficiarios.

Énfasis en el medio ambiente. Aquí hay una gran cantidad de temas. La reforestación y la forestación de la zona metropolitana se convierten en un asunto clave de gobierno; hay una conciencia creciente del vergonzoso déficit de árboles en nuestra ciudad. El cuidado del agua y la prevención ante la contaminación de los mantos también es clave, sobre todo en estos tiempos de freaking. Los candidatos en campaña deberán tener clara una postura con respecto a las inversiones que la reforma energética posibilitará para Nuevo León y la forma de manejar, prevenir y restituir daños al entorno.

El manejo de las reservas, de los parques, de los ríos, empezando por el Santa Catarina, y de la diversidad de flora y fauna ya son temas ineludibles.

El énfasis ciudadano y el cuidado del medio ambiente se suman a los tres ámbitos del discurso 2015 que platicábamos ayer: la continuidad en seguridad, una visión metropolitana y el manejo correcto del entusiasmo energético. No debería haber candidato que les saque la vuelta.

luis.petersen@milenio.com