La solución no está en Medellín

Que no se hayan hecho las obras inspiradas en el viaje a Medellín de hace tres años, no tiene nada que ver con Medellín. Los alcaldes electos en 2012 se echaron su vuelta a la bella e interesante ciudad colombiana, convivieron entre ellos, saludaron al gobernador que había sido alcalde y al alcalde que había sido gobernador, y regresaron con tal cantidad de proyectos que, si los hubieran llevado a cabo, Monterrey ya no sería igual.

Pero no los hicieron. Pasó el primer año y enumeré aquí la lista de pendientes. Pasó el segundo y la volví a hacer. Ahora ya no la voy a repetir. Salvo un par de excepciones: ni las ciclovías, ni los parques, ni los tranvías, ni las zonas peatonales, ni los autobuses articulados en su propio y exclusivo carril, ni la recuperación de espacios céntricos se llevaron a cabo.

El problema es que no pasó nada y la solución a este problema no está en Medellín, sino aquí mismo. Mal empezamos si buscamos de nuevo la llave allá, donde hay luz y no aquí, donde se nos perdió.

¿Por qué no se hicieron los proyectos? Al llegar de su viaje, los alcaldes se toparon con realidades económicas y políticas que se fueron volviendo monstruos. Los problemas eran, según comentan ellos mismos, de dinero, de necesidades urgentes, de zancadillas y relaciones difíciles entre autoridades, de búsqueda de otros puestos para la siguiente elección, de debilidad de los gobiernos ante la presión social. Todos, problemas muy nuestros.

Sin embargo, ahí van otra vez, comandados por el gobernador electo de Nuevo León y con dinero de empresarios locales (supongamos que gratuitamente, así nomás, por amor a la patria). Van a lo mismo, a traerse una serie adicional de proyectos colombianos que se toparán sin duda con los regios obstáculos de siempre.

Hoy El Bronco viaja acompañado por la primera plana de su equipo de transición, entre ellos Fernando Elizondo, Manuel González, Roberto Flores, Fernando Turner, Diana Adame, Jorge Arrambide y Miguel Treviño. Como para la mera transición no se requiere conocer los logros urbanísticos de Medellín, se puede suponer que estas personas van a formar parte del Gabinete de Rodríguez Calderón a partir de octubre, ¿no?

luis.petersen@milenio.com