La seguridad, de nuevo en campaña

El inicio de las campañas ha estado opacado por dos grandes nubarrones. El primero es un nubarrón real, puro y simple, que no ha permitido que las ciudades nuevoleonesas se sequen ni que el termómetro se acerque a las temperaturas propias de la llegada de la primavera. Los candidatos más jaladores han chapoteado por las calles y obtenido fría recepción por parte de los ciudadanos. Y cuando se trata de detectar problemas de la ciudad, la gente habla de los drenajes y de los pavimentos destrozados.

El segundo nubarrón es el de la inseguridad. Durante estos primeros días de campaña han llovido los hechos violentos de alto impacto y las detenciones importantes, que avivan el recuerdo de años que pensábamos superados.  

Un hombre asesinado y partido en cuatro apareció en Santa Catarina el mismísimo 6 de marzo. En la noche, encontraron un decapitado dentro de un vehículo estacionado. Los días siguientes, un peluquero asesinado, una mujer masacrada, un muerto tirado y encobijado. La semana pasada un joven resultó herido en un tiroteo y un músico secuestrado fue encontrado muerto en la colonia Independencia.

Todo esto, sumado a las detenciones de líderes criminales de alta peligrosidad en San Pedro, Monterrey y Apocada, no sólo ha quitado atención a los candidatos, sino que la ha enfocado en el tema de la violencia: otra vez la delincuencia organizada y la ansiada tranquilidad de los nuevoleoneses.

En San Pedro el debate ya comenzó. Las nuevas detenciones llevaron al candidato priista a cuestionar la política de seguridad del ex alcalde y de nuevo aspirante panista, Mauricio Fernández. Ayer, Bernardo Bichara criticó las “relaciones sospechosas” de Fernández en su mandato y el descuido de Ugo Ruiz por permitir, en estos meses, la entrada de capos a vivir en el municipio.

En Monterrey, la mera presencia del ex procurador Adrián de la Garza como candidato priista da a las campañas, la suya y la de sus contrincantes, elementos más que sufi cientes para que todos giren alrededor de estos temas. Y en la campaña a la gubernatura, la Alianza por tu Seguridad, nombre con el que PRI, PVEM, Panal y Demócrata bautizaron su coalición, adquiere nuevo sentido. Otra vez, la seguridad en el centro.

luis.petersen@milenio.com